Contratar un seguro de hogar es más sencillo de lo que pueda parecer a priori, únicamente hay que tener en cuenta ciertos factores, y eso es lo que vas a aprender. En este artículo aprenderás paso a paso como contratar un seguro de hogar.

GUIA PARA CONTRATAR TU SEGURO DE HOGAR

Antes de nada me gustaría aclarar que no debemos de fijarnos en las cantidades contratadas en el típico seguro de hogar que nos contrata el banco de forma obligatoria. Estas cifras se basan únicamente en la cantidad de hipoteca o de crédito concedido por el banco para salvaguardar sus intereses, pero no coincide casi nunca con la realidad. Pese a que no es legal obligarte a hacer un seguro de hogar con ellos cuando firmas una hipoteca o crédito, casi siempre te dicen que si no lo haces no te mantienen las condiciones que te han ofrecido, por lo que el 99% de la gente lo termina haciendo el seguro de hogar con ellos. Ahora explicaré los pasos para contratar el seguro de hogar y después os detallaré los pasos para hacerlo en el caso de que ya lo tengais con vuestro banco.

Seguro de hogar

Cifras a tener en cuenta en las coberturas básicas del seguro de hogar

Las coberturas básicas del seguro del hogar son el continente, el contenido y la responsabilidad civil.

Continente: El continente es el valor de reconstrucción de la vivienda, sin tener en cuenta el valor de mercado. Esto quiere decir que se debe de multiplicar los metros cuadrados construidos de la vivienda por 700 euros, en el caso de ser un piso de calidad media. Si se trata de una vivienda unifamiliar o con calidades superiores puede multiplicarse por hasta 1200 euros aproximadamente. El resultante será la cantidad que deberiamos de contratar como continente en nuestro seguro de hogar.

Contenido: El contenido es el valor de todo que hay dentro de la vivienda, incluyedo, mobiliario, enseres, ropa, aparatos y electrodomésticos, etc. Es recomendable no poner una cantidad inferior a la real, ya que si lo hicieramos y hubiera un siniestro, incendio, etc. podríamos no cobrar si la compañía observa que el valor del material no dañado ya supera la cantidad contratada.

Responsabilidad Civil: Importantísima en nuestro seguro del hogar. La responsabilidad civil es la cantidad por la cual están asegurados las terceras personas, por siniestros que ocurran en nuestra vivienda. Si en nuestra casa tiene lugar un incendio y daña a una o varias viviendas de vecinos, por medio de esta covertura, se indemnizará a los vecinos que hayan sufrido daños. Normalmente en los seguros de hogar se contrata una responsabilidad civil de entre 150.000 euros y 300.000 euros.

Coberturas extra en un seguro de hogar

Existen muchas coberturas extra para nuestro seguro de hogar, pero en este caso voy a explicarte la que en mi opinión es una de las más importantes a tener en cuenta. Si dispones de joyas o piezas de valor en su casa, es recomendable detallarlas a la hora de contratar su seguro del hogar. El importe a pagar anualmente no le subirá significativamente y sin embargo en caso de robo podrán reembolsarle el total de su valor, ya sea real o sentimental.

Contratar un seguro de hogar cuando ya lo tienes con tu banco

Si ya tienes un seguro de hogar contratado con tu banco por haber firmado una hipoteca o crédito, debes saber que después del primer año puedes cambiarlo de compañia sin ningún problema. Los pasos a seguir son los siguientes:

Antes de nada debes fijarte de si en tu escritura de hipoteca o crédito, tienes alguna cláusula que te impida disponer de un seguro de hogar por debajo de cierta cantidad contratada. Digo esto porque casi siempre existe algún punto donde estipulan que el seguro de hogar debe tener una cantidad mínima para el continente que raramente coincide con el valor real de reconstrucción, pero al ser por contrato y escritura, no podemos saltarnos. Si ese es tu caso, debes de poner como mínimo esa cantidad en el nuevo seguro de hogar.

Es muy importante informarse de si debemos hacer una cesión de derechos a nombre del banco mientras tengamos deuda contraída con ellos. La mayoría de los bancos te pedirán que incluyas una clausula de cesión de derechos mediante la cual ellos podrán cobrar su deuda para quedar saldada en caso de siniestro mayor en la vivienda, como puede ser un gran incendio o una explosión. Esto se hace para evitar problemas de liquidación de hipotecas en caso de que en el mismo siniestro falleciese la persona tomadora del seguro de hogar. Para cumplir con este requisito bastaría con informar a la nueva compañia que debe de existir este clausula, el nombre del banco y el número del crédito. En vuestra sucursal bancaria podrán informaros de que datos deberán aparecer en dicha cláusula.

Después de ver a lo que tu banco te ha obligado, ya puedes buscar una mejor compañia de seguros, y es en este punto donde te recomiendo a Santa Lucía para contratar su seguro de hogar. Sus coverturas son excelentes y su precio bastante ajustado para la calidad del servicio. Tienen una cobertura por la cual te cambian cualquier cristal de tu casa en caso de rotura por cualquier causa, la vitrocerámica también en cualquier causa, y hasta te cubren el desplazamiento de un profesional y las 3 primeras horas de mano de obra en el caso de que tengan que repararte algo que no esté cubierto por tu póliza de seguro, como por ejemplo que se rompa una lavadora de vieja.

Firmar la nueva póliza con fecha del mismo día en que la otra cumpla. Una vez tengamos ya configurado nuestro nuevo seguro de hogar, podeis fijar la fecha de efecto (fecha a partir de la cual cubrirá) con el mismo día o el día anterior al día en que al viejo seguro le toque renovarse.

En este punto ya solo quedaría informar a nuestro banco o a la entidad aseguradora del viejo seguro del hogar, de que no tenemos intención de renovar más con ellos, y así por lo tanto que no vuelvan a pasar recibo del mismo. Así en cuanto uno finalice ya sin hacer nada estaremos bajo el servicio de la nueva compañia.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: