Protocolo

CONTRADICCIÓN LABORAL

O

Cuando los protocolos te impiden trabajar

 

CONTRADICCIÓN LABORAL: EN QUÉ CONSISTE. Es un hecho lógico y bien conocido por todos que en cada empresa existe la PIRÁMIDE DE CARGOS: empleados, supervisores, jefes, directores y gerentes. LA PIRÁMIDE es necesaria para asegurar un buen funcionamiento de la empresa para filtrar las labores a realizar. Cada empresa contiene sus NORMAS y sus PROTOCOLOS según los cuales todos los empleados deben comportarse y trabajar de un modo u otro. En otras palabras, cada uno en su sitio.

PROTOCOLOS

LOS PROTOCOLOS establecen las normas a seguir en cada empresa en función del mercado al que se dedica.

Una vez que los empleados conozcan el contenido de dichos PROTOCOLOS, ejercen su labor según la cual fueron contratados y de la mejor manera que saben hacer, siempre a favor de la empresa asegurando el buen funcionamiento de ésta. En circunstancias normales, la directriz de la empresa exige conocer el funcionamiento interno y la ideología de la empresa en cuestión para que, a continuación, cada empleado se desenvuelva de forma autónoma y autosuficiente en su puesto de trabajo, sin necesidad de tener un supervisor encima de cada uno que le controle sus movimientos. Se preestablece cierta confianza entre ambos, dirección y empleado, para asegurar una buena fluctuación del trabajo dentro de la empresa.

¿Cuándo se vuelven los protocolos en un problema?

Pues, cuando hay demasiados y las exigencias por parte de la empresa piden que se lleve a cabo a rajatabla sin salirse de la coma. Además, no permiten que el empleado, según las circunstancias en las que se encuentre según el momento, piense por sí mismo para buscar una solución adecuada para cada cliente en particular según sus necesidades del momento y así resolver posibles problemas antes de que vayan a más. Al fin y al cabo, se busca la fidelidad del cliente, que salga contento y con aquello que realmente buscaba.

Hay empresas que llenan archivadores completos con diversos protocolos y exigen que todo el trabajo se lleve a cabo según esté preestablecido en ellos. Además, no permiten ninguna variación. Hay que realizar la labor según esté escrito en dichos protocolos, así como está escrito. Cualquier variación al respecto no está permitida y hay que pedir permiso previo antes de poder actuar. Si el permiso no está preconcebido por algún encargado, no se puede hacer. Este hecho implica un retraso, un alargamiento en el tiempo, de realizar el trabajo pendiente y hacer esperar al cliente. Y lo que menos le gusta al cliente es tener que esperar. Por ello, si hay demasiados protocolos, eso les impide a los empleados a trabajar de forma independiente y autosuficiente.

Si un empleado toma una decisión en un momento dado para resolver una situación sin haber pedido previamente autorización para ello, aunque la decisión tomada haya sido la correcta, corre el riesgo de que un superior le reclame su actitud tomada por no tener la autoridad de tomarlas. En otras palabras, la reprenda está asegurada sin tener en cuenta que el cliente haya salido bien atendido y contento.

No todo es blanco o negro

Hay que tener en cuenta que los encargados no siempre están al tanto de las situaciones y desconocen, en gran parte, la necesidad del cliente. Además, el hecho de ser encargado, no significa que siempre sepa tomar la decisión correcta. El empleado, siempre y cuando conozca bien la filosofía de la empresa y sepa trabajar de forma profesional, sabrá resolver una gran cantidad de situaciones por sí sólo. Los PROTOCOLOS son necesarios, pero cuando los hay demasiados, se convierten en un impedimento. Lo único que consiguen en este caso es descontentar a más de un cliente y bajar la productividad. Debe de haber cierta confianza entre empleados y directrices. Si la gerencia de una empresa quiere que los empleados trabajen a cien por cien a la manera de la gerencia sin desviarse nunca de las reglas preestablecidas aunque surjan circunstancias en las que dichas reglas no sean las correctas, crea cierta disconformidad y malestar y esto se transmite a los clientes por culpa de unos protocolos.

 

Protocolos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: