Con mucha frecuencia, el exceso de ruido disminuye la calidad de vida de los habitantes de las ciudades. El rotativo español ABC revela que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el ruido puede tener incluso consecuencias negativas en la salud. Los efectos perjudiciales de la contaminación acústica han sido reconocidos, además, por el Tribunal Constitucional de España, que emitió un fallo contra un local de entretenimiento público acusado de violar las ordenanzas municipales sobre contaminación acústica. El tribunal declaró que el exceso de “ruido atenta contra los derechos fundamentales del individuo a la integridad física y moral, a la intimidad personal y familiar y [a] la inviolabilidad del domicilio”. A juicio del tribunal, la contaminación acústica grave podría causar “deficiencias auditivas, [...] perturbación del sueño, neurosis, hipertensión [...] e incremento de las tendencias agresivas”.

contaminación acústica

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: