(Escribe Crist)

Quince litros de agua es lo mínimo que una persona necesita cada día, según Naciones Unidas.

Cada español consume cerca de 300 litros y cada estadounidense unos 400.

Mientras tanto, una persona de un país pobre no llega a consumir 10 litros diarios.

El acceso al agua potable es un derecho fundamental de las personas y un elemento esencial para a vida.

La ONU explica que hay más de 260 cuencas y lagos transftronterizos en el mundo, extendidos por el territorio de 145 países, cubriendo la mitad de la superficie terrestre. Aparte de los grandes depósitos de agua subterránea.

De manera que hay suficiente agua dulce para satisfacer las necesidades humanas. La población mundial sólo depende del 1% del agua del mundo. Pero el problema es que la distribución del precioso líquido es muy inequitativa, como se aprecia por las cifras de arriba. Y se agrava con la amenaza de la contaminación y la tala indiscriminada de árboles que seca las fuentes.

No parece descabellada, como lo han querido dar a entender algunos medios, la propuesta de tomar una ducha diaria durante sólo tres mintos o un poco más, sobre todo en países de alto consumo. Asi lo expresó el mandatario venezolano Hugo Chávez.

  

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: