fotografia

En pleno desierto de Nuevo México, Estados Unidos invierte 1.000 millones de dólares para construir una ciudad con capacidad para 35.000 habitantes donde no vivirá nadie. El objetivo que tiene la empresa Pegasus Global Holdings es crear un lugar con toda la estructura necesaria para probar nuevas tecnologías relacionadas con las técnicas de urbanismo. Con este fin construyen viviendas, polígonos industriales, centros comerciales, aeropuerto, autopistas, etc, todo lo necesario en una gran ciudad.

fotogarfia

En este escenario se podrán probar coches sin conductor, casas que resistan desastres naturales, etc, sin que haya personas que puedan correr riesgos. El proyecto está pensado para que esté terminado en 2018 según los planes que tienen diseñados y nadie ni antes ni después podrá entrar en esta ciudad estando totalmente prohibido el paso. Todos los servicios funcionarán de forma mecánica de modo que hasta el césped de los jardines estará cortado por robots y drones grabarán el funcionamiento de las autopistas para evitar que se atasques de coches eléctricos

fotogarfia

Esta ciudad está pensada para ser un laboratorio al aire libre en el que la empresa que la construye probará todo lo último en tecnología que se vaya inventando. Mas de 300 personas dirigirán todo el control desde la parte subterránea de la ciudad mediante sensores y dispositivos que irán acumulando datos de todo lo que ocurre en la ciudad. Todo el proyecto solamente tiene un fin, construir en un futuro ciudades donde todo funciones por si mismo y se autocontrole para evitar posibles daños a la población. Pero... si todo puede llegar a ser tan perfecto, ¿nosotros haremos falta para algo o seremos unas piezas más de un engranaje dirigido por otros?.

footgarfia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: