LLegó el verano y el objetivo de muchos era pasar por la playa disfrutar de las olas y coger un buen bronceado de piel. Para ello tenemos unos extensos tres meses de calor y rayos solares con los que casi siempre y con prudencia conseguimos nuestro color deseado. Lo difícil es conservar ese color. Lo que para muchos se convierte en una pesadilla, aunque no debe ser algo de gran importancia ya que cada uno tiene el tono de piel que tiene, si que podemos hacer perdurar nuestro bronceado por más tiempo.

Para ello aquí tienes unos sencillos trucos y consejos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: