Cómo entender la factura eléctrica para un comercio (pyme, pequeña y mediana empresa) en España, va a ser a partir de ahora más fácil. Aquí doy algunos consejos para optimizar y ahorrar mes a mes, sin ningún tipo de inversión. 

El primer punto que nos determina qué tipo de facturación tenemos, es la potencia contratada. Si tenemos menos de 10 kW de potencia contratada nos encontraremos en una 2.0 ó 2.0 DHA. Son las habituales en los hogares y pequeños (muy pequeños) comercios. La 2.0 se diferencia de la 2.0 DHA en que la segunda tiene discriminación horaria, es decir, se paga diferente precio por la energía en función de la banda horaria en la que te encuentres. Esto es beneficioso si tu horario es compatible con aquellas horas en que la energía es más barata (a término informativo, yo tengo contratada en mi casa 2.0 DHA). En cualquier caso, no vamos a centrar en los casos que tienen potencia contratada de más de 10 kW.

Para PYMES cuya potencia está entre 10 y 15 kW contratados, se encontrarán con tarifas 2.1 A ó 2.1 DHA. La el concepto es similar al que se ha explicado antes. Algún domicilio particular, residenciales de cierta embergadura, pueden tener este tipo de potencia contratada, ya que permite contratación en trifásica, debido a los grupos y bombas de las piscinas.

Por fin entramos en lo que la inmensa mayoría de los comercios y PYMES de España, sufren cada mes. Y recalco lo de cada mes, por que a diferencia de lo que nos encontramos en nuestras casas, que nos llega la facturación bimensual, aquí se factura mes a mes. Para potencias contratadas superiores a 15 kW pero igual o inferiores a 450 kW, tenemos dos tipos de tarifas: la 3.0 A y la 3.1 A. La diferencia entre estos dos tipos de tarifas es si el suministro de hace en BT (baja tensión) o en AT (alta tensión, y por lo tanto se requiere de centro de transformación).

¿Cómo elegir entre 3.0 A y 3.1 A? Aquí os dejo algunos criterios de elección:

  • En la 3.0, tanto el término de potencia (fijo) como el de energía (variable) son más elevados. Hay que tener en cuenta que para la distribuidora es más caro transportar la energía en BT que en AT (por sección de cables, por pérdidas térmicas, etc…).
  • En 3.1 se necesita un CT –centro de transformación-, para convertir la electricidad de una tensión de 20kV a 400V (normalmente como ocurre en ciudades y polígonos). Los CT´s los paga el cliente, los mantiene el cliente, pero se le cede a la distribuidora.
  • Si se tiene mucha potencia contratada y se consume mucha energía, lo más normal es hacer un estudio de cambio de tarifa: ver qué es más rentable si instalar un CT y saltar a una tarifa superior, o quedarte como estás. Costes de inversión en CT, mantenimiento de CT e instalación de acometida (si procede) vs menor coste de término de potencia y energía.
  • OJO! Cuando me refiero a instalación de acometida me refiero a que es muy probable que tengas que hacer una acometida nueva si por tu comercio no pasa ninguna línea de alta tensión;
  • todo este coste lo asume el cliente, pero automáticamente pasa a ser propiedad de la distribuidora, es decir, que lo pagas tú, pero si tu vecino o competencia cercana quisiera hacer el mismo cambio de tarifa, tú habrías sido quién le hubiera pagado el coste de la instalación de la acometida, y por lo tanto te encontrarías en clara ventaja competitiva. Pero así son las reglas.

En post´s venideros, desglosaremos una tarifa 3.0 A ó 3.1A (en términos de facturación son idénticas). Y se darán trucos para optimizar, ahorrar, mejorar competitivamente, en algunos casos sin hacer inversión, otros haciendo inversión.

Saludos!

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: