Un tema recurrente en la vida de toda persona es, hacer frente a los pagos sean estos de cualquier índole. Entre la tarjeta de crédito cada mes, el pago del alquiler si es que aún no somos propietarios, algún préstamo personal que adeudamos, la cuota del auto, y por qué no los gastos de servicios públicos, entre otras letras que cada mes nos hacen menos pudientes.

 

Si tras haber pagado todo esto, y satisfecho nuestras necesidades mensuales aún nos queda dinero, tenemos dos opciones básicas: Ahorrar o Invertir. Pensemos un momento en la menos conservadora y optemos por la opción número dos. Una forma simple de invertir es colocar el dinero en algún instrumento financiero, o en renta variable comprando acciones en la Bolsa. Sin embargo, las inversiones que realmente importan para un país, son las que están vinculadas con la producción y el trabajo, por lo cual, nunca está demás comenzar un emprendimiento.

 

Para este caso, endeudarnos es una buena opción. También lo es para aquellos que quieran comprar una casa o un piso, o bien un nuevo vehículo.

 

Comprar un coche, una casa o hacer un viaje así como emprender un negocio son muchos de los sueños recurrentes en los españoles. Pero tenemos que ser realistas, a veces (casi siempre) nuestro sueldo no nos permiten acceder a ellos. Y, aunque podríamos ahorrar mucho tiempo para juntar lo suficiente para comprarlos, existe la vía rápida, solicitar un crédito.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: