Mucha gente, soltera o con pareja, suele preguntarse cuál es el secreto para mantener viva la llama del amor en una pareja que lleva años de convivencia y rutina.

En este aspecto, como en todos los relacionados con el amor y las relaciones de pareja, no hay recetas mágicas o universales, ni hay argumento alguno que pueda servir como talismán para curar todos los males de una pareja que ha caído de lleno en la rutina. Pero sí se pueden establecer pautas y consejos generales para evitar que una relación sentimental muera consumida, lentamente, por el tedio y la pérdida de la pasión.

En primer lugar, es fundamental saber valorar a la otra persona tal y como es, sin idealizaciones de ningún tipo. El problema de algunas parejas es que, desde el principio, se idealizan excesivamente y, cuando descubren realmente quiénes son (con sus defectos y virtudes), sobrevienen los problemas y los conflictos.

En segundo lugar, hay que entender que el amor es una vela que, para tener sentido, necesita estar siempre encendida. Esto significa que las parejas deben esmerarse por cuidar su relación, mimarla con detalles sorprendentes y generosos. En este sentido es muy importante querer sacrificarse por el otro en circunstancias adversas. Precisamente, una de las causas que explican la ruptura de tantas parejas hoy en día es la falta de vínculos solidarios entre ambos. El egoísmo, al final, termina por matar la relación sentimental.

En tercer lugar, el sexo es un elemento fundamental de la relación sentimental. Esto, por supuesto, no significa que sea lo único -o lo más- importante, pero desde luego el sexo en la pareja es algo que debe ser tenido muy cuenta como forma de disfrute físico y mental y, por supuesto, como método para fortalecer y afianzar la confianza y el amor mutuos.

En cuarto lugar, la sinceridad es vital para que la llama del amor no se apague. En cuanto empiezan a surgir engaños u omisiones conscientes en una relación de pareja sobre asuntos importantes, es cuando muchas parejas empiezan a agotarse, porque se resiente algo fundamental en el amor: la confianza mutua.

En quinto lugar y por último, el respeto debe estar siempre por encima de todo lo demás en una relación sentimental. Una pareja que se ame y se respete de forma sincera y auténtica no tendrá impedimentos serios a la hora de superar, eventualmente, cualquier problema que pueda surgir. Por supuesto, en las parejas siempre van a surgir todo tipo de adversidades. Lo importante es saber afrontarlas y superarlas desde el respeto y la comprensión.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: