fotografia

Situado en el sur de Francia, Conques es un pueblo de cuento que transporta al visitante a la Edad Media, una época donde esta pequeña localidad alcanzó una gran fama después de que fueran robados los restos óseos de la joven mártir Santa Fe, martirizada y condenada a morir quemada frente a un grupo de romanos por no renunciar a su fe con solo 13 años. Mucho antes que se produjera el robo de los restos de la santa un monje, Ariviscus, había recogido reliquias de Santa Fe para que fueran expuestas en la Abadía de Conques y que actualmente se conservan y son muy visitadas.

fotografia

fotografia

Desde entonces Conques recibe muchas visitas de peregrinos que van camino de Santiago de Compostela  pero antes pasan por Conques para rezar ante las reliquias que se conservan de la santa.  El pueblo de Conques conserva algo más importante que el dinero  que son las reliquias de Santa Fe (verdaderas o falsas) que lo ha convertido en un pueblo especial de visita obligada a los peregrinos del Camino de Santiago francés. 

fotografia

fotografia

Son muchos también los turistas que visitan este pueblo francés atraídos por los tesoros que este lugar encierra y aunque solamente residen menos de 100 habitantes fijos pasan cada año más de medio millón de visitantes de los cuales una gran parte son peregrinos a Santiago. Cada rincón y cada calle empedrada conserva el paisaje rural de la Edad Media con las casas de piedra y los techos de pizarra que ningún vecino altera el paisaje que permanece intacto desde hace miles de años.

fotogarfia

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: