Expertos señalan que la primera terapia contra el estrés inicia en la alimentación. A continuación, los alimentos que contribuyen a reducir los niveles de estrés. 

El  estrés suele traer consigo una serie de la malos hábitos alimenticios pues son muchas las personas que no comen por hambre, sino por ansiedad. El problema radica en que se alimentan con productos que sólo brindan una sensación de saciedad momentánea, tal es el caso del pan, harinas u otros con alto contenido en grasas además, se acuden a alimentos que incrementan la vitalidad y energía, como los dulces y chocolates.  En un primer momento el efecto es calmante; sin embargo, la caída anímica que surge con el regreso a los niveles normales de azúcar que es considerada como “muy peligrosa” por los expertos.

Los especialistas señalan que para afrontar el estrés, lo primero es alimentarse sana y balanceadamente, por ello se sugiere el consumo de los siguientes alimentos:

· Pan, arroz y otros cereales
Para mantener el nivel de glucosa estable no deben faltar los alimentos ricos en hidratos de carbono complejos como pan, arroz, cereales, pastas, legumbres y papas.

Las moléculas de glucosa de estos alimentos son fuertes y se descomponen lentamente en el cuerpo, lo que permite que se libere de forma paulatina.

· Frutas y verduras
Especialmente aquellas ricas en vitaminas B y C como la lechuga, jitomates, espinacas, kiwis y naranjas. La necesidad de esta vitamina aumenta en caso de cualquier tipo de estrés.

También es recomendable ingerir acelgas, brócoli y otros alimentos ricos en vitamina B, puesto que las situaciones de tensión y los problemas emocionales reducen e incluso acaban con las reservas de ésta en el organismo, lo que ocasiona insomnio, depresión e irritabilidad.

· Carne, leche y derivados
La serotonina, uno de los mensajeros “alegres” del cerebro, se produce en mayor cantidad gracias a una buena absorción del aminoácido triptofano. Los alimentos que más contienen esta molécula orgánica son las carnes rojas, pescados, leche y sus derivados, huevos, nueces, almendras y frutas como el plátano.

· Reducir bebidas estimulantes
Debe reducir sustancias tóxicas o excitantes como las bebidas estimulantes, bebidas alcohólicas y cafeína. Estos productos no nutren y provocan desgaste nervioso y agotamiento.

Finalmente, para la ansiedad repentina los nutricionistas recomiendan tomar un taza de leche descremada, al ser el calcio uno de los mejores relajantes naturales y un efecto similar puede conseguir al ingerir infusiones.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: