Si conociéramos el futuro.

¿Se ha puesto usted a pensar que sucedería si la humanidad pudiese conocer de antemano lo que va a suceder en el futuro? Supongamos por un breve instante que usted conoce lo que va a pasarle durante las próximas veinte y cuatro horas, paso a paso, con mínimos detalles. Dudo mucho que usted estaría conforme con cada hecho, con el orden cronológico y hasta con los beneficios que pueden acarrearle ciertas acciones. Lo más probable es que intentaría cambiar los hechos y de no poder hacerlo estaría sufriendo todo el tiempo por lo que va a suceder en muy corto periodo de tiempo. Lo que en buen criollo sería morirse en las vísperas.

Si de nosotros dependiera, la vida sería cambiante a cada instante. Y es que la inconformidad humana es algo inaudito. De quejas por los problemas está lleno nuestro diario vivir, sin saber que lo que es malo para unos, es un gran deseo para otros. Aquellos que se quejan de las molestias e interrupciones de una gran familia no se percatan que hay otros que sufren por no tener familia que los moleste. Los que refunfuñan por la falta de tiempo debido a su trabajo deben pensar en aquellos a quienes les sobra el tiempo por no tener trabajo.

Bien cierta es la enseñanza de aquella fabula de Esopo del burro, el hombre y el niño. Siempre hay quien opine diferente, quien quiera cambiar el rumbo de su vida o especialmente de la vida ajena a su opinión personal. Si tenemos en cuenta que lo que es bueno para unos no lo es tanto para otros y que la inconformidad permanente del ser humano hace tan impredecible a nuestra especie, ha sido muy sabio que hayamos sido diseñados sin la capacidad de conocer el futuro.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: