Sólo los que conocen al Espíritu Santo podrán ser salvos. ¿Sabías que si conoces al Espíritu puedes hacer la voluntad de Dios? Y sólo los que hacen la voluntad de Dios pueden ser salvos.

Esta reflexión te dará a conocer la importancia que existe en que todo cristiano llamado por Dios adquiera un conocimiento superlativo del Espíritu Santo para que este haga morir las obras de su carne y comience a desarrollar la vida que a Dios le agrada.

A medida que pasan los años, y la venida del Señor Jesucristo se aproxima, debemos comprender que nos queda poco tiempo para hacer la voluntad de Dios y así un día poder irnos con él.

Pero lamentablemente mucha gente piensa que asistiendo una vez a la semana a su congregación tendrá su salvación garantizada, perdiendo de vista la estrecha relación que el cristiano debe tener con el Espíritu de Dios y la importancia que este tiene para hacer morir las obras de la carne y lograr la salvación eterna.

¿Por qué debo conocer al Espíritu de Dios?

Porque sólo un conocimiento superlativo del Espíritu de Dios me llevará a una vida cristiana en perfección y en victoria.

Veamos qué dice Dios de su Espíritu:

Romanos 8:13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.

Querido lector, a través de este pasaje Dios nos da la clave para poder vivir, y es hacer morir las obras de la carne, pero ¿por medio de quién? Por medio del Espíritu de Dios, esto significa que nadie puede hacer morir las obras de la carne si en el individuo no está el Poder del Espíritu de Dios morando en su vida.

Que el Espíritu guíe la vida de un cristiano es mucho más que una manifestación, la guianza del Espíritu es una capacidad que Dios le da al individuo para vencer todo vestigio de carnalidad en su vida.

Muchas personas dicen tener el Espíritu en sus vidas, y dicen que es Jesús quien los gobierna, pero la Palabra de Dios dice:

Gálatas 5:19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,…

Este pasaje es un filtro para determinar quiénes son guiados y dirigidos por Dios, porque si estas manifestaciones carnales están en ti quien dirige tu vida lamentablemente no es Dios.

Ahora te pregunto: ¿Realmente puedes ser guiado por Dios pero a la vez tener manifestaciones claras de carnalidad en tu vida como las mencionadas en Gálatas 5:19?

La respuesta es: ¡NO!

Frente a esta enseñanza si tú quieres ser guiado por Dios es necesario conocer, inquirir e investigar todo aquello que encierra el ministerio glorioso del Espíritu de Vida, y que es un regalo de Dios a su amada iglesia. ¿Por qué? Porque cuando yo conozco me alineo, cuando conozco compatibilizo, por eso es fundamental conocer al Espíritu de Dios, para lograr los objetivos trazados por Dios y desarrollar la imagen de Cristo en nuestra vida.

Sabías que muchas personas se levantan en “nombre de Dios” y determinan cosas que son del Espíritu, pero la verdad no lo fueron. El diablo también tiene poder para imitar poder de Dios, así como lo hizo con las varas que se convirtieron en serpientes en Éxodo 7:11, por lo tanto, si una persona especula y no conoce lo que es de Dios realmente es presa fácil para ser engañado. De allí la importancia de conocer al Espíritu de Verdad, alEspíritu de Dios, al Espíritu Santo.

Si quiere escuchar la predica completa sólo de clic aquí

¿Pero cómo lograremos esto?

A través de un conocimiento superlativo de quien es el Espíritu Santo.

Para eso debemos responder las siguientes preguntas:

¿Quién es el Espíritu Santo?¿Cuál es su función o ministerio?

Lo primero que debemos saber es que el ESPÍRITU SANTO, SIN LUGAR A DUDAS, ES LA MANIFESTACIÓN DE DIOS COMO PERSONA EN EL TIEMPO DE LA GRACIA.

El Espíritu Santo es el representante de Dios en la tierra. El Espíritu Santo es Dios. Esto significa que Dios no nos dejó solos, sino que Dios mismo tiene la personalidad de Espíritu y viene a morar en nuestras vidas.

La Palabra de Dios nos deja muy claro que el Espíritu Santo es Dios:

Hechos 5:3 Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad?

5:4 Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.

Pedro en este pasaje relaciona directamente al Espíritu Santo con Dios, porque él sabía que eran uno solo.

Esto nos enseña que Dios en su deidad tiene 3 personalidades:

Dios – Jesucristo – Espíritu Santo = Los tres son uno.

Y esto Dios lo hace como una manera de relacionarse con el hombre, para establecer su perfecta y santa voluntad en el hombre.

Mateo 3:16 Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. 3:17 Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.

Dios puede manifestarse en Padre, Hijo y Espíritu Santo, y sigue siendo Dios.

2° Corintios 13:14 La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros. Amén.

La trinidad de Dios podemos verla manifestada en su Palabra.

Por eso es fundamental, querido lector, concluir que el primer paso para conocer al Espíritu y alcanzar la plenitud de Dios es ACEPTAR LA VERDAD DE QUE LAS 3 PERSONALIDADES DE DIOS SON NECESARIAS RESPETAR, EL PADRE ES DIOS, JESÚS ES DIOS, EL ESPÍRITU SANTO ES DIOS. Porque de lo contrario, llevarás una vida en contra de lo que Dios establece en su Palabra, y no alcanzarás la anhelada salvación de tu alma.

Por eso, si quieres ser guiado por Dios, y conocer más del Espíritu de Dios para llevar la vida que a Dios le agrada, esperamos que nos puedas contactar y dejar tus comentarios, te recomendamos escuchar esta predicación “Conociendo al Espíritu Santo” Dando clic aquí

Dios te bendiga

Espiritu Santo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: