El CORAZÓN es un sistema muscular que se contrae y transporta la sangre a los órganos para que los tejidos se nutran, consigan oxígeno y puedan realizar sus funciones. Después, la sangre vuelve a los pulmones, se oxigena y el corazón la vuelve a expulsar. Es decir, que es un sistema de bombeo para proveer de oxígeno y nutrientes a los tejidos.

El corazón es el órgano más activo del cuerpo humano desde el punto de vista energético. El MÚSCULO CARDÍACO deja de funcionar correctamente cuando sobreviene un infarto, que consisten en la muerte de parte del tejido del corazón. Esto ocurre cuando una de las arterias coronarias se obstruye por un coagulo de sangre, situación que interrumpe el flujo del oxígeno hacia el corazón y puede ser producto de dos procesos distintos. Uno de ellos en la enfermedad arteriosclerótica, que genera depósitos de en los vasos sanguíneos. El otro es la complicación de la placa arterosclerótica por un coágulo que impide que la sangre llegue a una parte del músculo cardiaco que, a causa de ello, “acaba muriendo”. Así se produce el infarto de miocardio. Por lo tanto, para cuidar el corazón tendrían que evitarse la enfermedad arteriosclerótica y los coágulos de sangre. Estos surgen a causa de una serie de factores de riesgo que todos conocemos: diabetes, hipertensión, tabaco, obesidad, falta de ejercicio, colesterol alto. Si se previenen estos factores, tenemos menos posibilidades de sufrir un infarto.

La mayoría de las veces, el músculo cardíaco falla porque también lo hacen las arterias coronarias. Por esta razón enfermedad coronaria y enfermedad cardiaca son dos términos que van íntimamente relacionados, aunque no sean exactamente lo mismo.

El coágulo final que desencadena el infarto se puede deber tanto a la enfermedad arteriosclerótica que provoca el coágulo como una hipercoagulabilidad de la sangre. El infarto es una combinación de una arteria que tiene placas arterioescleróticas con depósitos de COLESTEROL, placas fibróticas y un coágulo que ocluye. Y este coágulo puede ser el resultado de una placa arteriosclerótica que se rompe o de la tendencia de la sangre a coagularse.

Conoce tu corazón

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: