La sexualidad a través de la historia Parte I

La conducta sexual forma parte del abanico de comportamientos del ser humano y es por lo tanto objeto de estudio de la Psicología. Esta conducta como las costumbres, los pensamientos... se ha ido adaptando a cada momento histórico.

La sociedad ha ido avanzando con el devenir del tiempo, hasta llegar a nuestros días. La concepción de las relaciones sexuales humanas ha sufrido avances y retrocesos a lo largo de los años, así como la visión sobre la posición social y los derechos de hombres y mujeres, siendo estas últimas las peor paradas siempre. Os invito a hacer un pequeño recorrido histórico.

sexualidad egipcios

Los egipcios creían en el matrimonio pero al mismo tiempo era muy sencilla su disolución por la libre decisión del hombre o la mujer. Tan sólo se exigía una compensación económica a la persona dejada.

La prostitución era socialmente aceptada, a las prostitutas se las daba el alegre nombre de danzarinas.

 

sexualidad babilonia

Babilonia fue históricamente considerada como el reino de la perversión sexual pero algunas de sus costumbres distan mucho de ser tan libertinas. Fueron los primeros en instaurar el patriarcado por el que el padre era el amo y señor de la mujer, a la que podía vender, matar, concertar su matrimonio…

El código Hammurabi dictaba normas sobre la conducta sexual, en el se establecía que todo estaba permitido con la condición de no perjudicar a terceros. Aunque, cómo no, no era de aplicación si el tercero era una mujer.

Existía una clase de prostitución sagrada por la que toda mujer debía prostituirse una vez en la vida antes de casarse, era una “desfloración sagrada”, las mujeres no debían llegar vírgenes al matrimonio.

Para los israelitas las mujeres son propiedad del padre o el marido hasta que se convierten en madres, momento en el que cambia su estatus y comienzan a ser respetadas.

La sexualidad no reproductiva está radicalmente prohibida. Algunas de sus leyes no dejan de ser sorprendentes para personas ajenas a esta religión, entre ellas el levirato consistente en la obligación de un hombre de casarse con la mujer de su hermano muerto, la consideración de la mujer como impura durante los días de su menstruación prohibiéndola asistir al culto, el adulterio es penado con muerte en la mujer pero el hombre sólo recibe castigo en caso de haber pecado con una mujer casada…

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: