obediencia

LA CONDUCTA: OBEDIENCIA E INTEGRACIÓN

LA CONDUCTA humana se define, según el diccionario de la Real Academia Española, como la manera con que los hombres se comportan en su vida y acciones. Una segunda definición añade que es el conjunto de acciones con que un ser vivo responde a una situación.

ESTAS ACCIONES se ven condicionadas por unos FACTORES determinantes como pueden ser las siguientes:

  • La educación recibida
  • Las creencias religiosas
  • La situación económica
  • La sociedad en la que vivimos
  • El sistema político que gobierna

LAS NORMAS, unas normas de comportamiento y de convivencia basadas en el respeto, son necesarias. No obstante, estas deben existir como forma de regulación para ayudar a un buen funcionamiento social y defender los derechos humanos y facilitar la integración ideal de cualquier persona, sin importar el sexo, la raza, las creencias o la ideología.

Sin embargo, estas normas deberían someterse siempre a un análisis o un examen bajo lupa. Dichas normas deben existir para facilitar la integración y la convivencia, pero nunca imponerse para llamar a la obediencia de una gran mayoría a la voluntad de unos pocos. El ser humano, así como necesita regulaciones concretas para entender el concepto de un correcto comportamiento, precisa también de cierta libertad intelectual para desarrollar su mente, sus pensamientos y estar abierto a las creaciones. De ahí, es necesario un equilibrio para poder desarrollar una conducta propia de una persona.

Durante el crecimiento y el desarrollo de las personas, recibimos una educación determinada por parte de la familia, el sistema escolar, las costumbres de la sociedad dentro de la cual nacemos y la religión que nos es dada. Estos son una serie de factores que nos acompañan durante toda nuestra vida y condicionan nuestra conducta de una forma u otra. Pero, deben servir para formarnos como personas y nunca para crear unas máquinas sacadas de la misma fábrica por el deseo y la voluntad o las creencias de otras personas. Cada individuo debe buscar su camino y forjar su propio ideal o identidad, en lugar de vivir el sueño de otros. Este es un problema que surge a menudo en nuestra educación que recibimos desde casa. Es bien sabido que los padres, por amor a sus hijos, les quieran dar todo aquello que no han podido tener ellos mismos siendo niños o lo que ellos creen qué es lo mejor para uno. Esta creencia o voluntad la expresan durante la crianza de sus hijos, sin cuestionarse si los métodos aplicados son los correctos, o si puede haber otras vías de conseguir su objetivo.

El ejemplo perfecto para ello lo representa la película titulada “El Club de los Poetas muertos”, en la cual unos jóvenes estudiantes ingresan en una academia privada de gran renombre, donde sus normas rígidas les exigen obediencia y gran esfuerzo para estudiar y llegar a ser grandes médicos, abogados (entre otros) de éxito. Alumnos estudiosos y obedientes, es todo lo que se espera de ellos para llegar a ser alguien. Ver, escuchar y callar.

Sin embargo, en este nuevo curso comienza un nuevo profesor de literatura y ex alumno de esta academia a impartir sus clases a los alumnos. El Sr. Keating, como se llama el profesor representado por Robin Williams, rompe con la rutina aplicada en esta institución. Con sus métodos pretende convertirles en inspirador, inconformista y libre pensadores. Estudiar, aprender y formarse, sí, pero vivir la vida, concebirla desde el pasado y gozar de cierta LIBERTAD. No seamos robots del sistema gobernados por aquellos que poseen el poder. Hay que formarse como persona, aprender a pensar por sí mismo y luchar por unos ideales propios en lugar de convertirse en aquella persona que se espera de nosotros que algún día seamos.

LA OBEDIENCIA absoluta sin cuestionar las normas, imposiciones y leyes es el enemigo del desarrollo personal de cualquier persona. Pero poseemos la LIBERTAD de elegir qué conducta queremos adoptar, siempre y cuando cumplamos la norma del RESPETO hacia los demás, una de las pocas que jamás se podrá desobedecer o saltar. 

obediencia

obediencia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: