Un tribunal americano condena a la usuaria Jammie Thomas-Rasset a una multa de un millón de euros por descargarse canciones ilegalmente a través de internet

Descarhas ilegales

Piratear o descargarse ilegalmente a través de internet música, canciones, programas, juegos o libros es un deporte que muchos practican y que no puede considerarse “deporte de riesgo”, ya que la mayoría de la gente lo hace impunemente. El problema es que si te pillan, te ha tocado la loto, pero al revés.

En el año 2007 la RIIA denunció a esta usuaria por la descarga a través de Kazaa de un total de 24 canciones. Esto dio lugar a una serie de juicios y apelaciones, que la usuaria siempre perdió, aunque la cantidad a indemnizar fue variando de una sentencia a otra: de unos 200.000 euros, a 1.200.000, a 37.000 y finalmente, a un más de un millón de euros (1.5 millones de dólares), en la última y definitiva sentencia, emitida a principios de Noviembre del 2010. Este nuevo juicio se produjo por la apelación de la demandada, que no estaba conforme con el último resultado de 54.000 dólares (unos 37.000 euros). Un portavoz de la RIIA, (asociación de productores americanos) aseguró que, desde el principio, se le había ofrecido a la demandada un acuerdo extrajudicial por unos 3.000 euros, a cambio de retirar la demanda, pero Thomas-Rasset no aceptó el trato. De hecho, algunas de las demandas de la RIIA se han solucionado con este tipo de acuerdos, de forma discreta y privada. En el caso de Thomas-Rasset hay que añadir a la indemnización los costes legales. Aunque probablementela mujer se declare insolvente, algunos mecanismos legales, como embargos parciales del sueldo, etc le compliquen la vida en el futuro.

Sea como sea, la indemnización decretada por el tribunal parece alejada de toda lógica. De hecho es como si esta usuaria tuviera que pagar su pirateo el de otros muchos que no han sido “pìllados”. Es obvio que ninguna industria ni ninguna entidad de gestión puede "vigilar" a todos los "piratas", dado su número, pero aquellos que tienen la desgracia de caer bajo su radar se enfrentan a un calvario.

 

(Foto: steing-canstockphoto)

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: