Cardenales entrando al cónclave

El Cónclave es una asamblea de cardenales que eligen,en Roma, al Papa o líder espiritual de todos los católicos en el mundo.

La palabra CÓNCLAVE viene del latiín cum clavis (con llave), surgió hace casi ocho siglos en Viterbo a 75 kilómetros de Roma, donde estaba entonces la sede pontificia:

Los cardenales no llegaban a un acuerdo para elegir Papa, y los habitantes de Viterbo, hartos de esperar, decidieron tapiar las puertas del palacio, dejaron un solo agujero para entrarles comida y les fueron reduciendo las raciones, hasta que después de dos años, nueve meses y tres días los famélicos cardenales eligieron al  PAPA GREGORIO X.

 

Cardenales en cónclave

El cónclave en la actualidad

El cónclave ha ido evolucionando a lo largo de la historia cristiana, cada Papa ha ido introduciendo cambios en función de su experiencia, ya que ellos mismos tuvieron que formar parte de uno, antes de ser elegidos.

Hoy, en el cónclave entran solamente los cardenales menores de 80 años, aunque en las reuniones previas al cónclave tienen también acceso los octogenarios influyentes dentro del aparato de la Iglesia, es ahí, donde mueven sus hilos o sus influencias para decantar las voluntades hacia sus preferidos.

Siempre hay nombres que suenan como posibles papables, antes del cónclave, pero no hay que fiarse, hay un dicho que dice:"quien entra Papa sale cardenal" porque se han dado casos, en los que el candidato, mas valorado, se ha llevado un verdadero chasco y ha salido elegido un cardenal en el nadie había pensado.

Ha habido 74 cónclaves, ¿son pocos?, la razón es que, hasta hace 750 años, el Papa era elegido por el clero y el pueblo romano, el Papa entonces no era muy respetado por el pueblo, se decía: "muerto un Papa, se hace otro", era habitual que a la muerte de un Papa, el pueblo romano se lanzara al saqueo de de las estancias papales, hasta que era elegido uno nuevo y se restablecía el orden.

Las reglas del cónclave dictan que los cardenales deben estar aislados y obligados a la reserva, según la tradición cristiana en el cónclave tiene una parte relevante el Espíritu Santo, aunque hay quien piensa que a algunos Papas nunca los hubiera escogido el Espíritu Santo, al menos eso declaró Ratzinger, siendo cardenall, cuando ni siquiera pensaba en ser elegido Papa.

EL CÓNCLAVE SE REÚNE EN LA CAPILLA SIXTINA donde está la pintura "EL JUICIO FINAL" de Miguel Ángel.

Los cardenales dicen que es un lugar donde se respira espiritualidad, e invita a la responsabilidad.

No siempre ha sido así, hubo un tiempo en el que el cónclave se reunía en el Palacio Quirinal, actual sede de la Presidencia de la República italiana, o en la ciudad donde había muerto el Papa anterior.

Allí se encuentras dos estufas, una más moderna (2005) y otra antigua donde se pueden ver grabadas las fechas de los cónclaves, en estas estufas se queman las papeletas de las votaciones tras cada escrutinio, las papeletas se queman junto a paja húmeda y algunas sustancias químicas; cuando hay acuerdo el humo resultante que sale por la chimenea de la Capilla Sixtina será blanco, sino será negro.

Actualmente, y para evitar confusiones, además repican las campanas de San Pedro cuando el cónclave ha elegido nuevo Papa.

La costumbre de que el nuevo Papa cambie de  nombre viene del año 533 cuando fue elegido un sacerdote llamado Mercurio, nombre que parecía demasiado pagano y decidió llamarse Juan. El primer Papa de la Iglesia también cambió de nombre, pero en este caso no por su propia decisión sino por orden de Jesús que quisó llamarlo Pedro en vez de Simón; curiosamente desde entonces ninguno de los 265 Papas se ha llamado Pedro.

 

Estufas en la Capilla Sixtina

Proximo CÓNCLAVE el día 12, Martes de 2013.

Los cardenales se alojarán el la casa de Santa Marta, 129 habitaciones con baño, funcionales pero cómodas para albergar a los prelados de avanzada edad, esta casa se empezó a usar en el 2005, hasta entonces, los cardenales se reunían en condiciones bastante precarias y si el cónclave duraba mucho era una verdadera tortura, los ancianos cardenales no disponían de baños individuales , dormían en celdas, en literas incomodas, además si era verano se asfixiaban y si era invierno se congelaban, su aislamiento requiere de cierto confort ya que el tiempo que tienen que permanecer reunidos es imprevisible.

Los cardenales entran en el cónclave entonando el canto "Veni creator" para invocar al Espíritu Santo, el maestro de ceremonias cierra la puerta de la Sixtina diciendo "Extra omnes" (todos fuera), allí quedan solos los cardenales enfrentados a su tarea llena de presiones, tanto políticas como religiosas, para elegir el mejor hombre para que lidere a la cristiandad mundial.

Se rumorea que este cónclave será breve, ya veremos, esperaremos a que el cardenal protodiácono se asome al balcón y nos anuncie:

"Habemus papam" (tenemos Papa).

 

 

Cónclave emite fumata negra

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: