Concierto de guitarra clásica en una melodía

CONCIERTO DE GUITARRA CLÁSICA

Hace unos momentos que el sol termino su trabajo y comienzas a sentir las leves corrientes de viento frío que pasan rosando a tu alrededor. Diriges tu mirada a las escaleras que conducen hacia aquel auditorio al que te invitaron. Un concierto de guitarra clásica, parece ese tipo de cosas que no te llaman la atención. Y sin embargo caminas con dirección a la escalera. Bajas, con la mirada hacia tus pies, mirando cada paso que das y pensando en las cosas que podrías hacer en lugar de eso. Caminando entre dos edificios y bajo arboles que con el viento tiran sus hojas piensas en qué estará pasando en ese auditorio al que te diriges. Un montón de personas aburridas o quizá un auditorio vacio. Por fin llegas. Un portón de tamaño considerable y dos mujeres jóvenes recibiendo a los invitados están en la entrada. Cruzas la puerta con cautela. Al entrar te das cuenta de que estabas equivocado. Hay bastante gente, todos y cada uno parecen hipnotizados por dos brazos y una guitarra. Todo el auditorio está oscuro como una sala de cine, sólo al frente alumbra la luz blanca hacia el intérprete. Caminas entre un pequeño pasillo de butacas y con ligeros y cortos pasos vas bajando unas pequeñas escaleras. Llegas hasta el frente del lado derecho del auditorio y silenciosamente te sientas acomodando tus libros, brazos y pies. El intérprete sentado en una silla con el pie izquierdo sobre un pedestal acaricia las cuerdas con una habilidad que te deja impresionado. Tu mirada queda totalmente sumergida en el movimiento de sus dedos. Después de varios minutos te das cuenta de cuán equivocado estabas, ese concierto estaba logrando captar toda tu atención. La melodía te cuenta una historia y la imaginas a través de los acordes. El guitarrista tocando con una inspiración que te conmueve parece mirar esa historia en el mástil de la guitarra, en algunos momentos una historia triste y en otros una alegre. La rapidez y movimiento de sus dedos junto con el sonido te dicen qué está pasando en esa historia clásica. Te parece impresionante cómo el concierto logra penetrar en ti hasta el punto de darte una tranquilidad que te inspira. Al terminar la MELODÍA aplaudes con pasión, no creías que fueras a estar haciéndolo con tal sentimiento. El intérprete se inclina ante el público y aplaudes con más fuerza, en verdad te gustó. Después de la entrega de reconocimientos a los guitarristas caminas sobre esos pequeños escalones entre las butacas inspirado, pensando en las historias que esa guitarra te contó.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: