Compradores compulsivos

Los compradores compulsivos sienten un deseo incontrolable de comprar cosas aunque no las necesiten. Esta adicción también tiene su tratamiento. 

Algunas personas sienten un fuerte deseo  por comprar objetos que no tienen ninguna utilidad y que en realidad no necesitan.

La mayor parte de las ocasiones el excesivo consumo les crea serios problemas no solo económicos sino también sociales. 

La persona que es adicta a las compras tiene sentimiento de culpa y siente vergüenza por lo que ha hecho. Tiene una manera diferente de vivir las compras, presenta un alto grado de estrés y le sube la adrenalina, no es capaz de disfrutar comprando. 

No conviene confundir a la persona que es adicta a las compras, con las compras que se realizan habitualmente para el consumo personal. Quien es adicto no tiene ningún control sobre las compras que realiza y, sí tiene una dependencia que aumenta progresivamente, ya que cada vez tiene una mayor necesidad de comprar. 

Es una enfermedad que se relaciona directamente con la presión que ejerce la sociedad sobre todo lo relacionado con la imagen. Y quienes más sufren la adicción son las mujeres. 

Principales consecuencias de esta adicción

Los compradores compulsivos sufren una serie de consecuencias que son especialmente negativas sobre todo en el aspecto psicológicco. 

También es frecuente que aparezcan los problemas con la justicia, puesto que en numerosas ocasiones por satisfacer esa necesidad de comprar se quedan sin dinero y, para conseguir los objetos que desean recurren al robo. 

Pueden llegar a quedarse solas ya que estas personas se aíslan y sienten vergüenza de ellas lo que les lleva a caer en una depresión.

Las relaciones de pareja también se ven seriamente afectadas, ya que la continua obsesión por comprar, les lleva a mentir constantemente lo que termina por destruir la confianza que su pareja tenía depositada sobre ella. 

Comportamiento habitual de los compradores compulsivos

Se muestran  eufóricos y excitados ante la idea de comprar cuantas más cosas mejor. Sienten un enorme placer al adquirir objetos que son realmente innecesarios. 

Llegan a arrepentirse del dinero que se han gastado y se hacen constantes reproches. 

El problema se soluciona mediante el tratamiento

La dependencia de las compras altera las actitudes de las personas que la padecen. Por lo que el primer paso que deben dar para salir de esa situación es la deshabituación así podrán normalizar sus hábitos. 

Se realiza un análisis sobre su forma de consumir con el fin de conseguir que no vuelvan a recaer. 

Las terapias se hacen de manera individual o en grupo, realizando actividades que les ayuden a controlar los impulsos. 

 

 

 

 


 

Compradores compulsivos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: