fotografia

No es lo mismo comer en casa que asistir a una cena de empresa, comida de negocios o una invitación que requiere cierta etiqueta. Hay normas de comportamiento que todos sabemos pero a falta de practicarlas las vamos olvidando y luego nos pueden reportar alguna crítica si metemos la pata en alguna cena por ello no está de más antes de salir de casa repasar un poco como debemos actuar para quedar como personas cultas y educadas.

fotografia

1 Hay que sentarse con la espalda recta y sin apoyar los codos en la mesa.

2 Sentarse siempre en el lugar que nos hayan indicado y no intentar cambiarlo para estar cerca de otra persona que nos parezca más simpática.

3 Si hay personas más mayores hay que esperar que se sienten primero ellos.

4 No se alargan los brazos por encima de los platos para coger la sal, vinagre, etc, se pide por favor que nos lo acerquen.

5 No hablar nunca con la boca llena y limpiar con la servilleta los restos de comida que puedan quedar en las comisuras de los labios.

6 La servilleta debe estar sobre el regazo, nunca atada al cuello como babero ni junto al plato ni en la mano.

fotografia

7 No retocarse el maquillaje en la mesa ni arreglarse el pelo ni mirarse en el espejo pues es de mala educación.

8 No hurgar en la nariz ni rascarse la espalda o en otros sitios mientras se esta en la mesa. Es mejor ir un momento al baño pidiendo disculpas por ausentarse.

9 No hay que comer demasiado deprisa, hay que adaptarse al ritmo que tengan los demás y siempre dejar los cubiertos, copas y vasos en su sitio correspondiente. Si se cae un cubierto, no hay que levantarse nunca, es labor de quien sirve la mesa el recogerlo y traer uno nuevo.

10 Hay que hablar solo con los que están más cercanos y con voz moderada. No hacer gestos a los que están lejos ni darles voces. Para ello hay que esperar a la tertulia que se suele hacer tras la cena.

11 Hay que tener apagados los móviles u otro aparato de avisos a no ser que se tenga una profesión que requiera urgencias.

12 Si se quiere alabar la comida hay que hacerlo de forma discreta sin exageraciones y si algo no es de nuestro gusto no manifestarlo nunca en la mesa delante de los demás comensales. Luego ya habrá tiempo de comentarlo a los amigos. Si la cena es en un restaurante, se manifiestan las quejas al terminar y en privado, de forma personal y discreta.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: