parejas

Lo complicado de mantener una pareja feliz

Estamos claros que formar una pareja es complicado, la cantidad de circunstancias que dinamizan los vínculos se extienden más allá de nuestro control. Dentro de los vaivenes de la vida amorosa, comúnmente nos encontraremos con algo que es normal por poco o por mucho que es recurrente en las parejas estables: los arrebatos de pasión. Es que en realidad, la pasión se moviliza en ondas que suben y bajan, se estabilizan…, para retornar de nuevo. Es clásico.

Se acaba la magia

Por extraño que parezca, infinidad de parejas jamás resultaron bien avenidas, en cambio otras sí, en el inicio pero; circunstancias adversas por una u otra razón –desafortunadamente- acabaron con la magia, estas personas que sufren altos y bajos en su intimidad sexual, así como, en otros episodios de su relación.

Recuerdan aquella frase archifamosa que dice “te quiero pero no te amo” banaliza este proceso de desconexión erótica, quieres a tu pareja pero ya no sientes ese “entusiasmo desbordado”, esa pasión intensa. Ni tan siquiera percibes la imagen de alguien que te motive sensualmente, más bien es la viva imagen de una relación casi fraternal. ¿Es duro verdad? Pero en la realidad son muchas las parejas que así lo expresan en voz baja.

Las parejas estables

Aunque no queramos aceptarlo, esta es la tendencia de las parejas estables –en el entendido de que son relaciones de años- sin embargo, no debemos perder la esperanza. Son, variadas las formas y las acciones que podemos abordar, si es que somos sinceros con nosotros mismos y, queremos mantenernos unidos a una pareja, donde la atracción mutua sea un fin.

enamorados

Si estamos claros, que se trata de una pareja que no está en crisis, se goza de una relación equilibrada, donde no existe la violencia y se disfruta de una comunicación fluida, hay buenas posibilidades. Es preciso tener en cuenta algunos principios básicos: Mantener una buena imagen de ti mismo, en las relaciones sociales y laborales, ese comportamiento debe ser extensivo a tu pareja.

Hablemos de lo nuestro

Hablar de sus cosas, su vida, sus sueños y aún de los propios fracasos, las metas que están ganados a alcanzar, de sus compromisos, prioridades, buscando dentro de ese imaginario de sueños donde tu pareja debe ser parte especialísima.

Volver y apelar a los recursos de tu época de enamorado que te funcionaron de lujo, recuerda las salidas eróticas, los encuentros largos e intensos, los besos, las caricias atrevidas por todo su cuerpo. Tratar de sorprender para no ser obvio.

Dejar aflorar la creatividad, los juegos eróticos, los lugares especiales, los tiempos y aléjate de la rutina, hay que mantener esa complicidad que caracteriza a los enamorados y parejas felices.

Fuente: discoverymujer.com/

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: