Habemos parejas que somos compatibles, otras no mucho, las hay que no lo son en lo absoluto, pero todos tienen relaciones felices, aunque desafortunadamente no siempre es así.

¿Dónde radica la compatibilidad en el amor?

En la prudencia, en la paciencia, en que alguien tiene que ceder más que el otro, es decir, no radíca en el amor per sé, si no en el caracter de las personas.

El amor es universal, no tiene rasgos, ni color, ni sabor, ni nada, todos lo sabemos, nace justo donde tiene que nacer, la compatibilidad o lo contrario solamente radíca en la mente de los enamorados, de cada uno de nosotros.

La incompatibilidad en el amor radica pues en la ignorancia, en las mentes débiles que se dejan seducir por terceros, por lo que "dicen los demás", o bien, en la cerrazón, en la ceguera.

Es decir, tú puedes ser tan compatible como estés dispuesto (a) a ceder, a compartir, a escuchar, a respetar, compartir, disfrutar, atender tu relación, el lugar que le das a las cosas. Es responsabilidad también. No culpes al amor, a las circunstancias o al destino, tú eres resonsable de lo que te pasa, no de él o ella, si no de tí mismo (a).

Es cierto, la otra parte no siempre está en sintonía, más no significa que no sea compatible, sino que tiene problemas tan agudos que afectan su vida misma y por ende, sus relaciones amorosas. Para ser compatible necesita aceptar que tiene problemas y no sabe cómo solucionarlos, dejarse ayudar y mejorar esos defectos.

Ser compatible significa ser mejor, estar preparado, controlar los impulsos, la mente y dejarse llevar por las experiencias de la vida, por su corazón pues una vez controlado su pensamiento, no habrá triunfo ni fracaso que lo saque de sus cabales.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: