Tener una piel bonita en el rostro es más importante de lo que la mayoría de la gente piensa. Nuestra cara es nuestra carta de visita, que vayamos a una entrevista, una cena o que paseamos por las calles. La piel de nuestro rostro nos informa sobre nuestra higiene.

Aunque el consejo a continuación sea difícil de seguir de manera religioso, sigue siendo muy importante. Tenemos que lavar nuestro rostro todos los días: mañanas y noches. Quitarle todas las impurezas del maquillaje, de la contami´nación, de nuestro sudor y demás bacterias que hemos llevado a nuestra cara mediante nuestras manos.

Podeís lavar vuestro rostro con una leche desmaquilladora. Luego una a dos veces a la semana es aconsejable hacer un peeling facial. Si no quereís comprar una loción peeling química, podeís hacer una casera.

Receta de peeling casero :

zumo de limón y azúcar : empapar un algodón de zumo de limón , echar una cucharilla de azúcar y sobre una piel lavada, aplicar suavemente mediante masajes circulares. El limón es muy bueno para la igualización de los tonos de la piel, ayuda a tonificar y a limpiar.

 

Despuès de la limpieza y del peeling (cuando sea necesario), no olvideís tonificar la piel para que recupere su ph neutro (ya que la leche o el peeling pueden aportar demasiados ácidos).

La etapa final consiste en hidratar su piel para ayudarla a generarse y mantenerse jóven.

Por supuesto que no tendreís siempre tiempo de hacer todas estas etapas, pero por el amor de su piel; por lo menos limpiadla con desmaquillante todos los días para que los poros vayan respirando.

Probad esta técnica durante dos semanas y notareís un cambio positivo, os lo aseguro.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: