COMO SUPERAR UNA PENA DE AMOR

superando una pena de amor

Después de una  pena de amor, ya sea por una tración, un desengaño o un amor no correspondido, se siente un gran dolor que es llamado despechomal de amortusa (Como lo llamamos en Colombia).

Entonces se cree que la vida ya no tiene sentido y se siente que ya no hay razones para seguir viviendo, porque es así realmente como se quiere sentir como una víctima, por eso hay que hacer todo para que todo sea de esta manera, por eso se empieza la carrera por sumirse en una gran depresión como si esa fuese la solución.

Se empieza a desear que no exista el día para no sentir el sol y permanecer en las penumbras de los pensamientos; para que ellos  lleven a dormir en los brazos de Morfeo y no despertar a la cruel realidad, rodeada de carencias que se sienten son la compañía diaria.

Se navega en un mar de confusiones; se confunde la noche con el día, la compasión con el amor, la oscuridad con las penumbras, se hace una terrible tormenta de emociones hundiéndose inevitablemente en el abismo de la incertidumbre.

Desaparece el presente, porque se ha quedado atrapado en un pasado cruel donde es mejor lamer heridas que lastiman, que reconocer lo que sucedió, sin embargo, parece que es una agradable sensación sufrir por ellas y lamentarse por lo que pudo ser y no fue.

Para que entonces, seguir caminando si se sabe con certeza que se volverá a caer una y otra vez.

Para que reir,si detrás de las risas vendrá el llanto.

Para que despertar si el sueño lleva a ese trágico mundo donde se quiere permanecer por siempre.

Para que compañía si después volverá la soledad, para que amor si con el viene el engaño y la traición.

Se dice que es imposible volver a creer, porque hacerlo ha traido como consecuencia el sufrimiento por amor, por ello es mejor sumirse en la tristeza, llorar y llorar, quizás las lágrimas logren hacer olvidar lo que ha causado tanto daño.

Vivir se convierte en una constante lucha entre la realidad y la fantasía, por eso se cree que lo mejor es escapar y huir de la realidad escondiendo la cabeza como las avestruces.

O mejor buscando desahogo en lo que pueda hacer olvidar, como el licor o las drogas, sin embargo en ese caso resulta ser peor el remedio que la enfermedad, pues solo se cambia una adicción por otra.

La solución no es permanecer estático en un estado emocional de dolor,  pero si es bueno dejar fluir esas emociones, entonces llorar, gritar, patalear y hasta golpear algo, generalmente libera esas emociones contenidas que no permiten avanzar sino estancarse en un mismo círculo sin poder salir de el.

Cuando ya se han liberado esas emociones, y se reconoce lo que sucedió realmente, es el indicio que es hora de reconocerse como el Ser maravilloso que se es, dónde ninguna emoción de placer es necesaria para ser feliz.

Porque ese es el estado innato del Ser, que lamentablemente es confundido con el tener, idenficándose entonces con las situaciones que causan placer o dolor a un cuerpo que solo está de paso en un universo físico que nos ha sido dado para adaptarlo a nosotros.

Pero se ha pensado que adaptarnos a el, es la única opción, alejándonos inevitablemente de Ser y con ello de hacer y tener lo que se desea, de ahí que constantemente se esté buscando satisfacción en lo que los demás nos proporcionen, y cuando no es de esa forma, viene la decepción y el dolor por no lograr lo que se tenía planeado.

En resumen si se quiere seguir como hamster en rueda, es decisión propia, de lo contrario, no existe otra alternativa que bajarte de ella y empezar a Vivir realmente.

A comprender que la única persona importante en la Vida somos nosotros mismos, y que no se debe “Mendigar amor” porque somos amor, mientras no se asuma, acepte y reconozca que la importancia del amor radica en "Amarse a sí  mismos” nunca se sabra lo que realmente es el amor.

Pero ¡¡Cuidado no se puede confundir amor propio, con egocentrismo!!, eso lleva a navegar por emociones aun mas peligrosas de las cuales el único perjudicado sera uno mismo,  porque nadie absolutamente nadie puede hacernos daño sino nosotros mismos, somos responsables de nuestra vida, y nadie mas sino nosotros sufrimos las consecuencias de nuestros pensamientos y actos.

Vea también: Amor no correspondido

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: