¿En que consiste eso, preguntarán algunos? Que en tu equipo se ha colado un código maligno con fines delictivos. Los responsables de ese código están enviando, desde el ordenador convertido en zombi, spam (correo basura), ejecutando ataques de Denegación de Servicios Distribuidos (DDoS), o almacenando material de contenido ilegal (pornografía infantil, defensa del racismo…) para que otros puedan acceder al mismo. La conexión de los delincuentes con tu equipo se hace a través de un puerto, que obviamente debe estar abierto

Lo primero que debemos hacer para comprobar si nuestro equipo está convertido en un zombi es averiguar si alguno de los puertos vulnerables está abierto. Existen varias utilidades de escritorio y online para ello. Desde hace ya bastante tiempo UPSEROS nos proporciona una herramienta que realiza el análisis de los puertos sin que el usuario tenga que efectuar ninguna acción.

Veremos información que nos muestra el número de cada puerto, el servicio que soporta, el estado y las observaciones sobre el mismo. Al final encontraremos una advertencia indicándonos de la existencia de alguna vulnerabilidad o felicitándonos por estar todo bien.

Si encuentras algún puerto abierto, deberás cerrarlo a través de tu cortafuegos (firewall) y, a continuación, utilizar las herramientas adecuadas (centro de seguridad, antivirus…) para eliminar el o los troyanos, rootkits o cualquier otro elemento perturbador.

Para estar totalmente seguro de que tu equipo no es vulnerable es conveniente hacer un análisis más completo. Si sospechas que algo se ha colado, es conveniente que acudas a la Lista de puertos utilizados por troyanos que nos proporciona ADSLZone y comprobar, con Online Port Scanner, si está abierto un determinado puerto. Sólo tienes que escribir el número en Scan a single port number y pulsar sobre el botón Scan Port.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: