Aunque las empresas que producen reconocidas marcas de ropa tienen sus propios controles de calidad, es importante que los compradores tengamos criterios claros para verificar si realmente se justifica el precio que pagamos por las prendas, sean estas de marcas reconocidas o no. Estos son algunos “tips” para hacerlo:

1.       Defectos en los materiales con que se produce la prenda.

En el caso de la tela, se debe buscar que no tenga rotos, marras (hilos que no están debidamente tejidos y sobresalen dando una apariencia no uniforme), que la tela no esté “mareada” o con problemas de teñido.

Los hilos también merecen atención, pues en ocasiones se utilizan hilos de poca resistencia y eso puede determinarse haciendo un leve tirón a una punta que sobresalga en una de las costuras.

Igual revisión debe hacerse a botones, cremalleras u otros insumos que hagan parte de la prenda. En ocasiones estando en el almacén, presentan fisuras, fracturas, o partes incompletas.

2.       Defectos generados en el proceso de confección.

Es preciso revisar que no haya costuras abiertas, hilos que se desprenden, que tenga entretelas en las partes donde se requiere.  Estas entretelas son importantes para darle firmeza a cuellos, dobleces en la parte delantera de las camisas o blusas, en ribetes de bolsillos cuando las telas son muy delgadas o en los puños de blusas y camisas. Si alguna vez has observado que en una prenda se arrugan las perillas de los frentes, el ribete de un bolsillo, un cuello o puños, es porque estas piezas no tienen entretela.

3.       Defectos generados por los procesos que se le hacen a la prenda.

Algunas prendas son sometidas a algunos procesos de acabado final pueden generar imperfectos aún después de haber pasado por un buen proceso de confección.

Es el caso de algunas prendas de índigo que son sometidas a procesos de lavado con soda cáustica o con piedra pómez, que deterioran los hilos y los hacen menos resistentes, llegando incluso a generar rotos en lugares poco visibles. Es probable que en ocasiones ese efecto sea intencional como parte del diseño, pero es quien lo compra quien decide si está conforme con la ropa que tenga estas características.

Pero hay otros procesos como el estampado o el bordado que igual pueden afear la prenda si no se aplica correctamente la pintura en el primero, se hacen rotos o quedan hilos que se sueltan o mal cosidos en el segundo, o sencillamente la imagen bordada o estampada está mal ubicada en la prenda o está torcida.  Esos detalles es importante revisarlos antes de hacer la compra, pues no es agradable que al llegar a casa a medirnos nuestro "estrén", notemos que ese estampado o ese bordado están aplicados  de una forma no la hacen lucir bien.

4.       Defectos que tienen que ver con el proceso de producción de la prenda.

Hay otro tipo de defectos que no son tan evidentes para el comprador de ropa que no conozca mucho de los procesos de confección. Uno de ellos se presenta cuando durante el proceso de corte de la tela, se corta mas a un lado que al otro en una pieza que debería ser simétrica. Es el ejemplo de la pieza frontal de una camiseta, que debería tener una simetría entre el lado derecho y el lado izquierdo. Para comprobarlo, doble la prenda por el centro de esta haciendo coincidir sus extremos y compare que no se deforme un lado con  respecto al otro.

Pero hay otros detalles que no son generados directamente por el cortador aunque se reflejan en la pieza cortada:

Le ha sucedido alguna vez que se pone un jean y la línea de costura que debería estar a un costado de la prenda se va desviando hasta verse como si la costura estuviera al frente de esta?

 

Pues este defecto puede tener dos causas:

La primera es que la persona que hizo la moldería no construyó correctamente el patrón, tomando como línea de apoyo un eje sobre el cual se construye la geometría de la pieza.  Es decir, si se toma por ejemplo una bota de un pantalón, deberían poder juntarse las dos puntas de la bota y el doblez que se genera en el resto de la pieza debería llegar hasta el punto que representa mas o menos el centro de la pieza a la altura de la rodilla y a la altura del “tiro” de la prenda. Para verificarlo, el patronista dobla la pieza y compara que esta no se deforma.

La segunda causa posible, es que la persona que hizo los trazos o marcadas que son los dibujos que se colocan sobre la tela para hacer el corte, no alineó las líneas que determinan el aplome de la pieza, con los hilos de la tela. Es decir, si una pieza a cortar se inclina formando una diagonal y no una paralela con los hilos de la tela, la prenda se deforma sobre el cuerpo de quien la usa.

Revise también que al observar la prenda a una distancia que no esté muy cerca a sus ojos, no se presenten diferencias de tonalidad entre unas piezas y otras. Esto puede suceder porque al trazar o hacer las marcadas se dibujaron las piezas de la misma talla y del mismo lote, orientadas unas en un sentido y otras en el sentido contrario. Es común cuando se hacen prendas en telas como corduroy o satín, donde según el ángulo desde donde se miren puede reflejar “visos” o efectos de tonos diferentes.

 

Pero también se puede presentar el fenómeno anterior cuando quien hace el ensamble de la prenda tomó algunas piezas de una capa de tela de las extendidas para hacer el corte y otras piezas fueron tomadas de otra o de otras capas diferentes. De ahí la importancia de que después del corte se identifiquen claramente las capas a las que pertenecen cada una de las piezas obtenidas al cortar. Así se garantiza que las piezas que conforman una misma prenda fueron tomadas del mismo rollo y no de dos o mas rollos que aunque sean del mismo color, pudieron ser teñidas en diferentes momentos con diferentes preparaciones de los pigmentos.

Tenga en cuenta también las instrucciones de lavado y planchado, porque en no pocas ocasiones como usuarios ignoramos estas advertencias y podemos hacer que la tela se deforme al escurrirla por ejemplo, que se generen “motas” después de la primera lavada o que sencillamente, se quemen o se deterioren por no soportar la tela el tratamiento recibido. En estos casos, el fabricante podrá alegar con toda razón, que este no es un defecto de la prenda, sino una consecuencia del manejo por parte del usuario.

Finalmente, quiero referirme a  las prendas que tienen rayas  o cuadros: En muchas ocasiones se busca que al ensamblar la prenda, haya una continuidad de las líneas del diseño entre las diferentes partes de la prenda. Para lograr esto, es necesario que el trazador y el cortador inviertan mucho de su tiempo logrando este efecto, pero además, como no pueden quedar las piezas en cualquier parte de la tela sino donde se presenta la continuidad de la raya o el cuadro, se presenta mucho desperdicio de tela, siendo este mayor en los cuadros que en las rayas, pero también mayor entre mas grande sea la distancia en la que se vuelve a repetir el mismo diseño del cuadro o de la raya sobre la tela.

Es evidente que esto implica mayor costo de tela y mano de obra, por lo tanto justifica un mayor costo de la prenda.

Por eso, revise si la prenda a comprar cumple con esta norma de calidad que algunos fabricantes cumplen estrictamente, pues de lo contrario no tendría justificación que usted pague mas valor por el hecho de ser una prenda de cuadros o rayas, si al producirla realmente se gastó la misma tela y el mismo trabajo que una prenda que no las tiene. Pero insisto: tambien es posible que los cuadros o rayas no se casen intencionalmente como parte del diseño, en cuyo caso no hay razón para justificar un menor costo del artículo, pues este valdría por su diseño.

Ojalá que estos tips le sean de utilidad y no olvide: No siempre lo que bajo unos estándares es un defecto significa un engaño al consumidor. Por eso, es usted quien debe hacer la revisión y decidir si la característica encontrada es un diseño intencional, o es un detalle que le quita valor a la prenda. Pero ante todo, si va a su tienda de ropa preferida o a un Outlet y decide comprar, que sea usted conciente de la calidad por la que está pagando.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: