Existen muchas maneras bastante sencillas que ayudan enormemente a incrementar nuestro gasto calórico cotidiano. Aquí algunos trucos:

1.Tomar té verde 3 veces al día. El té verde contiene catecoles, sustancias que aceleran el metabolismo (quemando entre 35 y 43% más calorías por día) Además, está comprobado que el té verde contrarresta el envejecimiento precoz de las células, disminuye el porcentaje de colesterol, refuerza los vasos sanguíneos y evita algunos tipos de cáncer, previene la caries, ejerce una acción antiinflamatoria y antigripal, activa el sistema inmunológico, regenera la piel y proporciona vitaminas y sales minerales. Así que hay muy buenas razones para incluírlo en nuestras bebidas favoritas.

2.Variar la rutina de ejercicio. El cuerpo se acostumbra a una actividad rutinaria y constante. Como a las 4 semanas hay un estancamiento en la quema de grasa, así que para reacelerar el metabolismo hay que hacer cambios, por ejemplo: Integrar intervalos de alta intensidad, cambiar el spinning por la elíptica, ejercitarse dos veces al día pero por períodos más cortos, etc.

3.Cortar 100 calorías al día. Eliminar 100 calorías al día equivale a ¡5 kilos menos en un año! Y al revés, si agregas estos pequeños "snacks" que parecen inofensivos, puede traducirse en subir esos 5 kilos en 12 meses. ¿Qué tiene 100 calorías?

-Un puñado de cacahuates

-Un tazón pequeño de papas fritas

-Una rebanada de queso amarillo

-Un chocolate

-Dos cucharadas de aderezo cremoso para ensaladas

4.Moverse continuamente. La gente que está todo el tiempo moviendo una pierna o tamborileando los dedos quema más calorías al día que quienes están más quietos.

5. Tomar agua fría en las comidas. El proceso para digerir el agua fría requiere calentarla y esto consume más calorías. Además de que el agua ¡no tiene calorías! Comparada con un refresco (150 aprox) o un coctel (400 cal) es mucho más conveniente para el control de peso.

6.  Ejercitar con música movida. Estudios han demostrado que las personas que se ejercitan con música movida trabajan mejor, son más asertivos en los movimientos de los ejercicios y lo hacen a mayor velocidad que quienes escuchan música tranquila.

7.Comer picante. Resulta que las comidas picantes pueden aumentar el metabolismo en un 8 al 20% durante al menos 30 minutos después de comerlas. La buena noticia es que no tiene que ser demasiado picante, con añadir pimienta o canela se consigue este resultado metabólico.

8. Tomar 2 tazas de café al día. La cafeína también acelera el ritmo con el que el cuerpo quema calorías.

9. Comparte el postre. Si el antojo es mucho y es muy difícil resistir, la solución es compartir el postre, un plato al centro del que todos comen una pequeña porción.

10. No comer directamente de la caja o envase. Esto provoca que no se esté conciente de la cantidad que se está comiendo. Es mejor poner en un plato la porción que se piensa comer y guardar el resto en el refrigerador o la alacena.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: