fotografia

Ahora que ya aprieta el calor y queremos lucir un buen bronceado en la playa, no hace falta que gastemos mucho en bronceadores caros. Con un poco de ingenio podemos preparar un bronceador natural que será muy efectivo y sano, con productos que casi siempre tenemos en casa.

Preparación:

En una batidora poner 2 o 3 zanahorias cortadas en trocitos.

3 cucharadas de aceite de oliva.

2 cucharadas de zumo de limón.

1 cucharada de miel.

Se bate bien hasta conseguir una pasta fina.

Se guarda en un bote de cristal, a ser posible de color oscuro. Antes de aplicarlo sobre la piel hay que agitarlo bien. También es preferible conservarlo en el frigorífico pues con los calores del verano puede estropearse muy pronto. Y a ponernos morenos/as.

 

fotografia

Los bronceadores suelen ser caros si son de marca buena, y muchas veces no son más efectivos que el que podemos preparar con productos naturales. Solamente la pereza de tener que prepararlos hace que compremos el primer bronceador que nos ofrecen o que vemos en el supermercado. De cualquier modo, debemos tomar el sol en pequeñas dosis, especialmente los primeros días de playa para evitar las rojeces tan molestas y que pueden tener nefastas consecuencias.

fotogragia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: