Cuando estaba en la universidad me colocaron un trabajo para programar un juego. Buscando en internet, encontré el Wari. Lo jugué y me convertí en un fanático de él.

Desarrollé una aplicación en D.O.S. con la que aún juego y también me elaboré un tablero con madera balso que lo llevo a mis paseos.

Por estas razones quiero compartir con ustedes este sencillo pero interesante juego.

Pertenece a la familia del manqala, juego practicado desde hace milenios, en sus distintas variantes, por la gente de África y oriente medio. La variante que se suele llamar «wari», «ourri», «warri», «oware», «awari», «awele», o similares se juega en Costa de Marfil y en el Caribe, lugar al que fue llevada por los esclavos negros

Este juego es considerado como el ajedrez de África, tiene su origen en el antiguo Egipto. Se han encontrado tableros de este juego tallados en piedra en los templos de Menfis, Tebas y Luxor. Es muy popular en África donde se juega realizando el tablero directamente sobre la tierra.

El Wari presenta algunos aspectos muy interesantes, considerando su antigüedad:

  • Todas las piezas usadas son iguales, y cualquier jugador puede utilizarlas.
  • El juego es puramente de habilidad, sin intervención de la suerte (algo sorprendente para un juego tan antiguo).
  • A pesar de su sencillez, las combinaciones que se presentan durante el juego evitan la monotonía y la repetibilidad de las partidas.


Material

El material no puede ser mas simple:

  • 48 piedrecitas, fichas, palitos... cualquier cosa pequeña vale.
  • 12 (aunque, por comodidad, suelen ser 14) recipientes o agujeros. Pueden hacerse en el suelo, en un trozo de madera, en un bloque de arcilla...
  • 2 personas dispuestas a divertirse


Objetivo

El objetivo del juego es capturar mas piedras, fichas, o lo que sea que el contrario. Puesto que hay 48 al empezar el juego, con capturar 25 habremos ganado la mayoría de ellas y, por lo tanto, la partida.


Tablero

El tablero está compuesto por dos filas de seis recipientes o agujeros. De ellas, la que esta más cerca de nosotros es nuestra, y la que esta más cerca de nuestro contrario suya. Siempre se empieza a mover desde un hoyo de nuestro lado del tablero, y siempre se captura en los hoyos del lado contrario.

Las fichas se distribuyen de a 4 en cada hueco. Al empezar el juego en cada uno de los 12 hoyos habrá cuatro fichas.

Tablero de Wari


Movimiento

Tomamos las piedras de uno de los agujeros de nuestro lado.

Luego las vamos depositando de una en una en los hoyos siguientes (tanto nuestros como de nuestro rival) en el sentido contrario al de las agujas del reloj.

Si el hoyo inicial contenía muchas piedras (en concreto 12 o más), daremos una vuelta completa al tablero; en ese caso el hoyo del que tomamos las piedras debe saltarse. Es decir, al finalizar un movimiento, da igual el número de piedras que contuviera el hoyo inicial, éste debe quedar siempre vacío.

Si un jugador realiza una captura y con ello deja al contrario sin fichas, el contrario pasará en su turno y, siendo nuevamente el turno del que realizó la captura, se aplica la regla anterior. Es decir, está obligado a introducir fichas en los hoyos del adversario si le es posible. (el efecto es que el jugador que captura todas las fichas del lado del contrario, mueve de nuevo inmediatamente).

Capturas

La captura, si se produce, es la última parte del movimiento:

Si al depositar la última piedra de un movimiento se hace en un hoyo enemigo, y este contiene (contando la piedra que acabamos de depositar) 2 o 3 piedras, estas son capturadas. Es decir, las sacaremos y las dejaremos en nuestra casa.

Lo mismo iremos haciendo, uno a uno, con los hoyos anteriores al último siempre que contengan 2 o 3 piedras y pertenezcan al rival, hasta que lleguemos a uno que no cumpla alguna de estas condiciones (del que no tomaremos las piedras).

El máximo número de piedras que podremos comer en un movimiento es pues de 18 (tres en cada uno de los seis hoyos del rival).


El juego termina cuando:

  • Las fichas se terminan (ocurre muy rara vez, pero es posible).
  • Un jugador tiene 25 o más semillas en su almacén, garantizando la victoria.
  • Se alcanza una posición que lleva a un ciclo infinito de jugadas iguales, sin que ningún jugador pueda evitar que esta posición se repita una y otra vez.

En ocasiones, cuando la partida está finalizando y quedan muy pocas fichas sobre el tablero, se produce una posición que se repite ciclicamente sin que los jugadores puedan o quieran evitarlo. En este caso la partida se considera finalizada y cada jugador unirá a las fichas que haya capturado durante la partida las fichas que estén en su lado del tablero.

El jugador que obtenga el mayor número de semillas en su almacén será el ganador de la partida.

ESTRATEGIAS

En cuanto a la estrategia, creo que es mucho más divertido ir descubriéndola por uno mismo. Así que sólo daré dos apuntes de los principios más básicos a sabiendas de que para el principiante pueden resultar enigmáticos:

  • Acumular fichas: Una técnica básica es acumular cuantas más fichas mejor en uno de los propios agujeros. ¿Su utilidad? Pruébalo y la verás.
  • No dar fichas al rival: Una segunda técnica básica consiste en tratar de que los propios movimientos no metan fichas en los agujeros del rival, sino que sean movimientos cortos completamente dentro de los hoyos propios. ¿Que por qué? Prueba y verás.

Para quien le interese: si dos jugadores perfectos jugaran un partida de wari, la cosa acabaría en... tablas. Se ha demostrado examinando todas las posibilidades con un ordenador (si no te lo crees, puedes comprobarlo en el oráculo del wari.

En esta ruta podrás jugar en online:

http://www.awale.info/joc/es/index.html

 

WariJugando Wari

Torneo de WariEleganteArtesaniaAntiguedadWari en el piso

Tablero

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: