En Hold’em se reparten dos cartas para cada jugador y hay cinco cartas comunitarias que se descubren en la mesa a medida que avanza la partida y las apuestas. El objetivo es formar la mejor mano de cinco cartas, esta puede incluir nuestras dos cartas personales, una o ninguna de ellas.

 

El orden de las manos está dado por la probabilidad de que se den, por lo tanto las más valiosas son las más difíciles de conseguir.

 

La mano más fuerte es la Escalera Real de Color, que consiste en la escalera del 10 al As de cartas del mismo palo, ej: ThJhQhKhAh.

 

La siguiente mano es al Escalera de Color, que son cinco cartas consecutivas del mismo palo, ej: 5d6d7d8d9d.

 

La tercera mano en importancia es el Póker, es decir, cuatro cartas del mismo valor, como AsAdAcAhJd.

 

Después siguen el Full House, formado por un par y un trio de cartas del mismo valor (QsQcQd8c8h), y el Color, compuesto por cinco cartas no consecutivas del mismo palo (5c7c8cQcAc).

 

Sigue la Escalera, mano de cinco cartas consecutivas de diferente palo, como 4c5c6d7h8d.

 

El trío, que consta de tres cartas del mismo valor y dos cartas diferentes (JdJcJs8d3h), es la siguiente mano.

 

Después están el Doble Par, TdTs8s8h6c, y el Par, JhJs3d2d7s.

 

Finalmente, si nadie forma ninguna de estas manos simplemente gana el jugador que tenga la carta más alta.

 

Los empates en el póker nunca se definen por el palo de las cartas, sólo por su valor. Cuando hayan dos manos iguales gana quien tenga la carta mas alta, por ej: si dos jugadores tienen Color y uno de ellos tiene como carta mayor una Q y otro un As, gana el que posee el As. Cuando no es posible desempatar por el valor de las cartas porque los dos tienen las mismas el bote se divide.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: