1. Comienza por informar tus datos generales:

Ejemplo:

Humberto Trujillo Contreras nació el 25 de abril de1947, en el poblado denominado Teuchitlán, Jalisco. México. (EUM). Sus padres fueron: El Sr. Salvador Trujillo Padilla y Sra. Benita Contreras Castro. Sus abuelos paternos: José Refugio Trujillo Flores e Irene Padilla Vizcarra. Sus abuelos maternos: Francisco Contreras Amezcua y Ma. Trinidad Castro González.

Sus hermanos: Alicia, José Refugio, Ma. Trinidad, Salvador, Martha y Francisco Trujillo Contreras.

Hermanos adoptados por sus padres: Margarita Trujillo Contreras, hija de Humberto Trujillo Contreras y Ma. Refugio Avalos López.

2. Escribe los recuerdos de tu Infancia, por ejemplo:

Humberto Trujillo Contreras recuerda sus primeros años de vida vagamente, a partir del tercer año, convivió con sus hermanos mayores Alicia y José Refugio y algunos vecinos cuyos nombres se le escapan a su memoria, sólo recuerda a Yolanda Venegas, con quien convivió hasta la edad de los 11 años. Fueron muy divertidos estos primeros años de su existencia. Cursó sus primeros cinco grados de primaria en la Escuela Hilarión Romero Gil de su pueblo natal.

3. Comparte algunas anécdotas vividas en tus primeros diez años de vida, por ejemplo:

Humberto recuerda que cuando tenía escasos 3 años de edad, un día su mamá lo dejó al cuidado de su hermanito menor, de un años, lo dejó dormido sobre una cama matrimonial cubierto su colchón con sábanas y colcha con barbillas que casi tocaban el suelo. Betito (como le decían los vecinos) buscó algo con qué jugar y le llamó la atención una vela que estaba sobre una mesa que servía como altar a una imagen con la Virgen del Refugio, según recuerda vagamente, arrimó la vela a una veladora encendida para que prendiera la mecha y para que nadie lo viera desde la calle, pues estaba la puerta abierta, se metió debajo de la cama donde estaba dormido su hermanito, arrastrándose hasta el fondo, observaba la llamita de la vela, sintió y vio que se iluminaba todo debajo de la cama, volteó hacia atrás y se dio cuenta que se estaba quemando la colcha, se asustó y salió de inmediato por donde pudo, vio a su hermanito dormido sobre la cama y se subió para abrazarlo y llevarlo hasta donde estaba su cuna y allí lo dejó. Se regresó y tomó uno de los cojines o almohada humeante y salió a la puerta de la calle, le gritó a un vecino diciéndole: compaye, compalle, mire se etá quemando. (No son faltas de ortografía, hablaba chiqueado el niño). El vecino corrió a su casa para llamar a su esposa y empezaron a llamar al vecindario, entre todos apagaron el fuego. La madre de Humberto iba llegando a su casa y algunos vecinos le dijeron, córrele que tu casa se está quemando. Ella se asustó y no tardó en llegar preguntando por sus hijos. Betito ¿Dónde está tu hermanito? Allá en su cuna. Tráigamelo comadre, por favor. Se sentó a descansar. Luego qué paso, Betito. Yo dejé a tu hermanito en la cama, ¿Quién lo llevó hasta su cuna? Yo lo llevé, porque me dijo esa Señora (señalando hacia la imagen que estaba en el altar) que lo abrazara y lo llevara a su cuna. Los vecinos allí presentes se asombraron por el milagro que había hecho la Virgen del Refugio de salvar a un niño de quemarse. Inmediatamente se pusieron a rezar.

En otra ocasión Humberto y sus compañeros de la escuela primaria se fueron a uno de los balnearios con que cuenta su pueblo, le llamaban El Estanque actualmente se llama Las Fuentes, donde Humberto aprendió a nadar y a echarse clavados, en el aprendizaje por poco le cuesta la vida, pues él veía cómo se arrojaban al agua y luego salían sus compañeros nadando fácilmente. En su primer clavado se fue hasta el fondo y chocó de frente con el piso lleno de arena y piedras, apunto estuvo de desmayarse con semejante golpe, los compañeros lo ayudaron a salir, pues lo vieron flotando sobre el agua, muy aturdido. Pronto le pasó el susto y siguieron la fiesta como si nada hubiese ocurrido.

En este mismo periodo, ya como de 9 años, Humberto recuerda que regresaban del campo su hermano mayor 2 años, José Refugio y él, faltaba una cuadra para llegar a la casa de sus padres, de pronto le dijo a su hermano: Vieja el que llegue al último y empezó a correr hacia la esquina, su hermano no hizo caso y siguió caminando a paso normal, Humberto llegó a la esquina y volteó a ver dónde venía Cuco, pero lo que vio fue que la barda del corral se venía abajo sepultando a su hermano. Les gritó a los vecinos para que vinieran a sacarlo y él les dijo en qué dirección encontrarlo. Con cuidado hicieron a un lado el escombro y lo salvaron. Piensa que sucedió otro milagro con su vida, porque se pregunta, por qué corrió él y su hermano se quedó para que sólo a él le cayera encima la barda. ¿Alguien poderoso lo cuida, Dios, por ejemplo? Para los creyentes como Humberto, ni duda cabe.

El trabajo de estos dos hermanos era cuidar la cosecha de cacahuate, se iban al campo y allá dormían, los acompañaba un trabajador de confianza que también se llamaba José Refugio al igual que su hermano. Juntos iban por la tarde y regresaban por la mañana a sus casas. En una de esas tardes se les ocurrió a los cucos encerrarse en una cabañita hecha de ramas de cacahuate y palos de madera que servían como postes, dejando a Humberto fuera de la misma, éste se enojó y les arrojó piedras, una de éstas le pegó en la espinilla al trabajador y de rebote le dio en un ojo a su hermano Refugio, los dos salieron llorando. Decidieron regresarse al pueblo porque le sangraba mucho el ojo de Cuco. Lo tuvieron que trasladar hasta la ciudad de Guadalajara, Jalisco, donde lo atendió un Oftalmólogo y desgraciadamente perdió gran parte de su capacidad visual.

Pobre Cuco le ha tocado la mala suerte, pues una vez andaban jugando a pasarle por debajo de la panza a un caballo, Cuco se colgó de la cola y Humberto siguió pasando por debajo, accidentalmente le tocó las verijas al caballo y éste reaccionó con una patada, la cual le pegó directamente en la boca de Cuco, que empezó a sangrar y arrojar uno que otro diente. Lo llevaron al Doctor y lo atendieron, con el tiempo sanó la herida, pero nunca recuperó sus dientes. Tuvo que usar una dentadura postiza.

4. Expresa lo que recuerdas después de cursar la primaria, ejemplo:

Humberto terminó su primaria en la Escuela Primaria Federal El Batán, municipio de Zapopan, Jalisco. La Maestra y Directora de la escuela lo recomendó e inscribió en el Instituto Comercial Arias Hernández, de Guadalajara, Jalisco, ubicado en la calle de Puebla No. 264, entre San Felipe y Reforma. Allí conoció a varios compañeros, especialmente a una compañera, Ma. Engracia Hernández Vizcarra, quien a la postre fue su primer novia. Obtuvo el título de Contador Privado y Estenógrafo. Sus excelentes calificaciones le merecieron un Diploma de Honor por haber obtenido el primer lugar en Mecanografía y Taquigrafía, su promedio general fue de los más altos. Estos estudios comerciales duraron tres años, durante los cuales estuvo visitando a su novia Ma. Engracia, en su casa, diario, pues estudiaban en la mañana y por la noche se veían.

Una vez terminados sus estudios comerciales, su padre se lo lleva a trabajar en el Ingenio San Marcos, ubicado en el poblado denominado San Marcos, municipio de Tonila, Jalisco. Aquí prestó sus servicios como Auxiliar de Contabilidad, Jefe del Departamento de Afiliación al Instituto Mexicano del Seguro Social, Representante del Ingenio San Marcos ante el IMSS. Después de un año, el Ingenio San Marcos cierra sus puertas, por incosteabilidad, algunos empleados y obreros fueron despedidos e indemnizados, Humberto fue cambiado al Ingenio San Rafael, en Coquimatlán, Colima. Allí trabajó durante otros dos años, fue indemnizado porque el Ingenio San Rafael se declaró en Quiebra.

Durante este periodo conoció a su segunda novia, Mercedes Rodríguez, cuyo noviazgo duró más de un año, separándose de ella cuando se fue a trabajar a Conquimatlán, Colima, se volvieron a ver en Colima, Col., cuando ella un día se presentó en su casa paternal, donde Humberto estaba celebrando su cumpleaños ese día, en compañía de sus compañeros de la Secundaria Nocturna No. 2, para Trabajadores, ubicada en Colima, Col. No se habían visto por más de dos años y a Humberto le causó una grata sorpresa al verla. Mercedes aceptó la invitación y se pasó un buen rato festejando el cumpleaños de su novio, pues para ella nunca dejó de serlo, al menos durante esos dos años. Al término de la reunión Mercedes le pidió que la acompañara al Jardín Núñez, para platicar un rato, Humberto aceptó gustoso, quedaron como amigos, pues él no podía casarse con ella, ya que se había quedado sin empleo, dejaron su amor pendiente o su compromiso para casarse en alguna futura fecha. Lo cual no hicieron nunca.

5. Continúa narrando tus experiencias hasta los 30 años de edad, ejemplo:

Durante sus estudios secundarios, Humberto consiguió un empleo en las oficinas administrativas de una constructora que estaba terminando la obra en el Rancho Lo de Villa, al término de la cual él siguió trabajando en otra constructora denominada Constructora Treval, S.A., como Administrador y Contador Privado de la obra Peletizadora de Alzada, Col. Laborando en ella más de cinco años, al final de los cuales se terminó la obra y la empresa se lo llevó a las oficinas generales ubicadas en Monterrey, N.L. En esta ciudad inicia los estudios de bachillerato en la Preparatoria Nocturna No. 2, de la Universidad Autónoma de Nuevo León, dejando materias pendientes en el segundo año, debido a su inesperado cambio de lugar de residencia por motivo trabajo. Se fue como Administrador de la Obra Peletizadora de Tapeixtles, Manzanillo, Colima.

Después de dos años trabajo se fue a vivir a Guadalajara, Jalisco, llevándose a su entonces familia constituida por su concubina Silvia Yolanda Rivera Barrera, sus hijas Sandra Elizabeth, Alicia y Nelly Verónica Trujillo Rivera, logrando sobrevivir por más de 10 años en dicha ciudad tapatía.

Siguiendo este proceso se llegará a escribir la historia o autobiografía de toda tu vida hasta llegar a donde actualmente te encuentras.

 

 

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: