la adicción al cigarrillo es de las mas difíciles de dejar,una vez que la persona ha caído en el hábito de fumar es sumamente difícil el poder dejarlo por cuenta propia y sin requerir de ayuda profesional.

existen muchos métodos en el mercado que prometen resultados milagrosos para curar esta terrible adicción,hay desde parches,chicles,filtros hasta hipnosis y lo último que acaba de salir,el cigarrillo electrónico pero ya comprobaron que este es igual o mas dañino que el cigarrillo tradicional,o sea que no existe o todavía no han inventado la panacea o la cura para este terrible vicio.

yo duré 30 años fumando,me fumaba un paquete y medio de cigarrillos todos los días y a veces un poco mas,uno sabe y es conciente de que se está envenenando,que con cada bocanada de humo esta llenando los pulmones de cientos de sustancias cancerígenas como el alquitrán y la nicotina que es la mas dañina y la que produce la adicción del fumador,yo muchas veces dije:yo lo puedo dejar cuando quiera,pero mentira la adicción es mucho mas fuerte.

 

en reiteradas oportunidades traté de dejarlo utilizando los métodos mencionados anteriormente pero no pude,no fui capaz de dejarlo,hasta una noche en que me había tomado unos tragos con unos amigos y llegué a la casa después de la media noche,era pleno verano y hacía un calor insoportable por lo que decidí sacar una colchoneta y acostarme en un cuarto que daba a una terraza y por la que entraba buena ventilación,no sé a que horas me quedé dormido lo cierto es que al abrir los ojos y querer respirar me di cuenta que no podía,traté de tomar aire pero no podía respirar ni para inhalar ni para exhalar la desesperación que sentí en ese momento es la peor que yo haya sentido en toda mi vida,de verdad que no se la deseo a nadie,al ver que no podía respirar me pare corriendo por toda la casa tratando infructuosamente de respirar y de la desesperación empecé a golpear puertas y paredes,me estaba asfixiando,mi mujer se despertó asustada por el estruendo sin saber que era lo que me pasaba,yo con señas le indicaba que no podía respirar,que me pegara en la espalda, así lo hizo no se cuantos segundos pasaron,para mi fueron horas hasta que con un golpe por fin pude volver a respirar,traté de hablar y casi no me salía la voz,tenía los ojos llorosos del esfuerzo y la desesperación por tratar de respirar.COMO DEJAR DE FUMAR EN UNA SOLA NOCHE Y PARA SIEMPRE

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: