La lucha, por muy perdida que nos parezca, es por leer cada vez más literatura con lo que caemos en una nueva interrogante: ¿Qué es literatura entonces? Teorizarla no tiene mayor sentido puesto que la discusión actual sobre lo que es y lo que no es literatura es muy amplia y por demás controversial. Lo importante sería en todo caso, aclarar al menos lo que en definitivo no es literario, así se reduce nuestro campo de acción y se agudiza nuestra búsqueda de estrategias que fortalezcan en el joven el gusto por la lectura. Las revistas juveniles así como los folletines no son literarios, no obstante, están diseñados de una forma que resultan una buena manera de estimular el placer de leer en los jóvenes. En las revistas se consigue información, variedad, moda, tendencias, un poco de salud y hasta pequeños episodios hechos con gran tino narrativo lo que estimula procesos comprensivos complejos y por ende, beneficiosos para nuestros muchachos. Aparte, le dan oportunidad a sus lectores de manifestar opiniones, responder encuestas, enviar sus relatos y anécdotas vía e-mail, con verdaderas opciones de publicación. Así pues, las jovencitas pueden, además de verse reflejadas en las experiencias de las otras niñas que atraviesan por momentos similares a los de ellas, conseguir que aquello que las inquieta obtenga respuesta, o aquél episodio imposible de olvidar sirva a otras, o simplemente lograr un poco de atención. Recordemos pues ¿No es que nos lean los demás el objeto de escribir? Esto nos explica por qué los niñ@s y adolescentes no le ven sentido a la redacción de cartas dirigidas a destinatarios inexistentes y por qué una sesión de “Trágame Tierra” tiene mayor repercusión en una adolescente que una novela. Ahora bien, ¿Qué hacemos? ¿Cómo competimos con una revista divertida, variada, que sabe más de moda y estrellas de cine que nosotros con todo y los años de experiencia que podamos tener? La respuesta no es nada simple, debemos hallarla en la propia literatura así como en la forma en que actuamos en aras de promocionarla: ¿Cómo hacer para que un poema, una novela o un libro de cuentos resulte más interesante que “Tڔ, “REBELDE” ó “TEENS”? Buena pregunta!

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: