1. Artigoo.com
  2. »
  3. Salud y Medicina
  4. »
  5. Salud mental
  6. »
  7. Como Combatir el Estres

Como Combatir el Estres

Actuales estimados muestran que entre un 70 y un 80 por ciento de todas las visitas al medico son debidas a enfermedades relacionadas al estrés. El llamado estrés crónico afecta directamente al sistema inmunológico y si no se combate de forma efectiva puede producir una serie de enfermedades y comprometer seriamente su salud. La Medicina Alternativa ofrece varias estrategias que son beneficiosas para reducir el estrés y sus efectos, las cuales son: la acupuntura, biofeedback, la meditación, la llamada guía imaginaria, y el cambio de los estilos de vida, además de programas dietéticos y nutricionales.

El estrés puede ser definido como una reacción a cualquier estímulo o interferencia que afecte al nor­mal funcionamiento de nuestro cuerpo, tanto física como mentalmente. Puede producirse por condiciones internas como enfermedades, dolores, conflictos emocionales, o por condiciones o cir­cunstancias externas como la muerte de un familiar o problemas financieros. Incluso una experiencia positiva como el casarse, una promoción en su trabajo, o cambios financieros positivos pueden causar estrés. El estrés puede ser causado también por reacciones alérgicas, una dieta insuficiente, deficiencias nutricionales, abuso de sustancias como dro­gas, imbalances bioquímicos en nuestro cuerpo. Estos imbalances internos son la fuente que más contribuyen al estrés. Reactivan el ciclo en el cual los llamados estresores causan un imbalance bio­químico en nuestro cuerpo. Lo que debilita nuestro sistema inmunológico, causando enfermedades, lo cual crea más estrés, reactivando de nuevo el ciclo.

Un largo período de padecer estrés puede causar un cansancio extremo, el sentirse exhausto junto con la aparición de enfermedades. Hasta un 80 porciento de los problemas médicos en los Estados Unidos en la actualidad se consideran que están relacionados con el estrés. Incidentes repetitivos de estrés pueden interferir con la digestión normal, altera la química de nuestro cerebro, incremen­ta el pulso cardíaco y la presión arterial, además de afectar el metabolismo y el funcionamiento inmunológico. Se han hecho estudios que demuestran que la reducción en la efectividad del sistema inmunológico está asociada con muchas experiencias y condiciones que inducen al estrés como el divorcio, la pérdida del trabajo, el tomar exámenes en la escuela o en su profesión, la depresión, la soledad, y el no dormir lo suficiente. Afortunadamente el estrés puede ser reducido o controlado a través de ejercicios físicos, relajación, guía de imágenes, el entrar en grupos de apoyo y grupos sociales, la meditación, acupuntu­ra, masajes, yoga, la llamada respiración profunda (deep breathing) y cambios en su estilo de vida. Estos acercamientos terapéuticos pueden ayudar a restaurar el normal funcionamiento de los procesos bioquímicos internos y ayudar a curar o eliminar el estrés crónico.

Cómo afecta nuestra salud

Todo ser humano experimenta cierto grado de estrés en su vida diaria. A pesar de que el estrés no es una enfermedad puede agravar a ciertas condiciones médicas como: alergias, artritis, asma, ateroesclerosis, cáncer, colitis, diabetes, enfisema, gastritis, hipertensión, hipoglicemia, síndromes neuromusculares, problemas al hablar, y úlceras. No importa la fuente o causa del estrés, el ser humano responde bioquími­camente al estrés de una forma ya pre­vista, agravándose la enfermedad que ya se padece y empeorando la situación. Altos niveles de estrés emocional incre­mentan la susceptibilidad a las enfermedades. El estrés crónico provoca una supresión del sistema inmunológico, lo cual crea una susceptibilidad a nuevas enfermedades, especialmente a las rela­cionadas al sistema inmunológico y al cáncer. El estrés emocional lleva a imbalances hormonales como de tipo adrenal-pituitario, en la tiroides, el timo y otros, que a la larga interfieren con la función inmunológica.

El doctor pionero en investigar el estrés fue Hans Selye MD, él cual notó en sus estudios una constante forma de respuesta al estrés, a lo cual llamó el Sín­drome General de Adaptación (General Adaptation Syndrome) o GAS. Lo cual lo dividió en tres etapas, que consisten en la reacción de alarma, la fase de resisten­cia, y la fase de exhaustación.

Inicialmente la bioquímica de nues­tro cuerpo tiende a reaccionar al estrés en una forma ordenada. La estimulación del sistema nervioso simpático, el cual es parte de nuestro sistema nervioso autónomo, que consiste de los ganglios, nervios y plexus, los que suplen a los músculos involuntarios, activa la secre­ción de hormonas  desde las glándulas endocrinas, produciendo la contrición de los vasos sanguíneos y los músculos involuntarios de nuestro cuerpo. Cuando las glándulas endocrinas son estimuladas el pulso cardíaco, el metabolismo de la glucosa, y el consumo de oxígeno se incrementan. El sistema nervioso parasimpático, que es la división craniosacral del sistema autónomo es tam­bién activado, el cual comienza el proce­so de relajamiento. La glándula pituitaria responde a la segregación de una serie de hormonas a través de todo nuestro cuer­po, influyendo en los mecanismos de defensa y adaptación de nuestro organis­mo. Las endorfinas, que son las que eliminan o alivian el dolor son también segregadas por nuestro cuerpo.

El estrés crónico va reduciendo las reservas de nuestro cuerpo y reduce la habilidad del cuerpo para adaptarse. Si el estrés continúa y no se atiende por un período de tiempo prolongado, las fun­ciones de nuestro cuerpo se afectan y surge la enfermedad. El estrés excesivo o crónico inhibe la función del sistema inmunológico, la síntesis de proteínas y la función cardíaca. Esto puede llevar al cáncer y problemas o enfermedades del corazón. Se conoce que un gran por­centaje de los ataques cardíacos se pro­ducen los lunes por la mañana, esto puede ser debido en respuesta al estrés que se produce en la pared arterial, lo que hace que se produzca un espasmo, causando irregularidades en el latido cardíaco, lo que conlleva a un ataque cardíaco. Esto no es producido de forma repentina, se desarrolla a través de los años de padecer de estrés.

La relación estrés-ansiedad

Se puede decir además que el estrés no es siempre una condición que afecte a nuestra salud. Por ejemplo muchos doc­tores han descubierto que el estrés ayuda a muchos altos ejecutivos a controlar la ansiedad. Algunos síntomas típicos de la ansiedad son una excesiva preocupación, un incremento en el sentido de pánico, insomnio, fatiga, tensión muscular, falta de aire o dificultades al respirar, palpita­ciones del corazón, el sudar o adormeci­miento de las manos, mareos, irritabili­dad y dificultades en el concentrarse.

En un estudio hecho para ver la relación que existía entre el estrés y la posibilidad de contraer infecciones virales, 420 personas fueron evaluadas y examinadas para observar las veces que son afectadas por el estrés en el período de un año como por ejemplo si perdían el trabajo, muerte de un familiar, el mudarse a otro lugar, divorcio, sentir miedo, nerviosismo, tristeza, irritación o la inhabilidad de enfrentarse a graves problemas y metas en su vida. Entonces después fueron expuestos de uno a cinco virus de la gripe y examinados pasado un mes, concentrándose en el estudio del desarrollo de sus anticuerpos. El 90 por ciento de ellos que se encontraban bajo un alto nivel de estrés se infectaron, comparados a un 74 por ciento de los que experimentaron una menor cantidad de estrés. En otro estudio hecho a 100 per­sonas que padecían de estrés (particular­mente del tipo de estrés asociado con la tensión y la irritabilidad) se encontraban cuatro veces más en riesgo de desarrollar una gripe o infección bacterial.

Alergias

Se ha reportado que se ha incrementado la frecuencia de visitas médicas con pacientes que padecen de enfermedades relacionadas con el estrés como alergias, el desarrollo de candidiasis, y del síndrome de fatiga crónica. Una reacción alérgica es un estresor que puede producir una serie de síntomas que incluyen la irritabilidad, una conducta agresiva, depresión y ansiedad.

En el transcurso o durante una reac­ción alérgica, nuestro cuerpo segrega histaminas, que es un químico que está presente en todo nuestro cuerpo. La histamina causa inflamación, exceso del ácido estomacal, un estrechamiento de los conductos respiratorios de los pul­mones, un incremento del estrés en otros órganos y glándulas. Debido a que el estrés afecta los sistemas inmunológicos y endocrinos, dejándolos debilitados y en un estado susceptible, el estrés crónico es el que precipita la reacción alérgica como primera opción. Las alergias son grandes estresores. Su propia diagnosis y tratamiento deben ser incluidos en una revisión médica de rutina. Si el estrés contribuye a las enfer­medades, entonces su reducción puede promover la curación o recuperación.

Otros métodos son cambios en su dieta alimenticia, medicina herbal, la medicina Ayurvédica y la Medicina Tradicional China como la acupuntura y la acupressure. Las experiencias de nues­tra vida, comenzando desde la infancia y niñez nos modifican o marcan nuestra conducta de muchas maneras. La forma en que estas experiencias son dominadas o de la forma que se reacciona ante ellas usualmente afectan nuestra habili­dad para enfrentarnos al estrés en un futuro. Por lo tanto es importante para niños y adultos el aprender de forma efectiva las habilidades necesarias para enfrentarse con el estrés. El no ser capaz de desarrollar estas habilidades puede resultar en un imbalance emocional, lo que afecta la bioquímica de nuestro cuer­po y puede producir serios problemas sicológicos y fisiológicos.

Terapias de relajación

La meditación, biofeedback, la guía de imágenes, el yoga, y el qigong todos tienen algo en común ya que facilitan la profunda relajación y reducen el estrés. Esto es un mecanismo fisiológico llama­do relajación en respuesta y sus princi­pios han sido aplicados en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares, uti­lizándolos para reducir la presión arterial y la secreción del ácido estomacal. Se ha podido sanar enfermedades coronarias reversibles empleando una combinación de meditación, ejercicios para reducir el estrés, sicoterapia y una dieta vegetaria­na. Las técnicas de reducción del estrés usualmente utilizan la respiración pro­funda (deep breathing) y visualización en orden de mejorar el proceso de rela­jación.

En la Universidad de Massachusetts, en la Escuela Médica se fundó una Clíni­ca de Reducción del estrés en 1979 para ayudar a las personas que padecían o sufrían de dolor crónico, enfermedades crónicas como el cáncer y enfermedades del corazón, así mismo como condi­ciones médicas relacionadas al estrés como dolores abdominales, diarreas crónicas y úlceras. El programa de reducción de estrés fue originalmente diseñado para examinar el uso de la meditación para ayudar a pacientes a de­sarrollar estrategias para enfrentarse al estrés, y para ver si la meditación pro­ducía un efecto en sus crónicas condiciones médicas. Y se pudo comprobar; que sí, mostrando que la mayoría de las personas mejoraban notablemente.

La meditación es tan efectiva en reducir el estrés y la tensión que en 1984 los Institutos de Salud Nacional recomendaron la meditación por encima de los medicamentos prescriptos, como primera opción para tratar la hipertensión leve. La meditación produce un efecto sicológico beneficioso de reducir la frecuencia res­piratoria, incrementa el consumo de oxígeno de nuestro cuerpo, crea una onda cerebral más relajada e incrementa el flujo sanguíneo. También ha demos­trado producir un efecto positivo en las funciones inmunológicas y en el fortale­cimiento de las defensas de nuestro cuer­po en contra de enfermedades infec­ciosas.

El entrenamiento de Biofeedback

Este es otro método para aprender a re­gular las funciones de nuestro cuerpo para reducir el estrés físico y sicológico, y es normalmente utilizado junto con otras técnicas de relajación y de reduc­ción del estrés. A través del uso de señales visuales y auditivas producidas por una máquina que graba las respuestas fisiológicas de una persona, uno puede aprender a relajar voluntariamente algunos músculos específicos, alterar la actividad eléctrica de nuestro cerebro, reducir la frecuencia cardíaca y la pre­sión arterial, incrementar la temperatura corporal y mejorar la función gastroin­testinal.

Es una muy común técnica de relajación. Muchas personas encuentran que es una forma fácil de aprender a relajarse, así mismo como la actividad natural de esta practica lo hace más confortable y agrad­able. Una típica aplicación de esta técni­ca es el cerrar los ojos, el respirar algunas veces profundamente e imaginarse un lugar y tiempo donde se sienta relajado y en paz. Debe imaginarse el estar allí, el notar los detalles, sonidos, y olores de este lugar, enfocándose específicamente en sentimientos de paz y relajación. Esta simple práctica puede ser usada en com­binación con otras técnicas de relajación o individualmente como un reductor del estrés de forma rápida.

Esta técnica también puede ayudar a cumplir algunos objetivos, además de relajarse y reducir el estrés como el reducir la susceptibilidad a enfer­medades, controlar el dolor, pérdida de peso, o al enfrentarse con problemas de ansiedad o depresión.

Prácticas Yoga

El Yoga ha sido asociado con la reduc­ción del estrés desde hace mucho tiempo. Las posturas físicas, meditación, y ejerci­cios de respiración que son parte de la práctica del yoga pueden tener un efecto curativo y de relajación. En realidad, el concepto que se encuentra detrás del estudio del yoga es la integración de la mente y el cuerpo, explicado por el hecho de que la mente cuando está ago­tada y agitada, la salud de nuestro cuerpo se afecta de forma adversa, y cuando el cuerpo está enfermo, la función mental puede estar comprometida. Desde princi­pios de los años 1970 más de 1000 estu­dios del yoga y meditación han demostrado su efectividad en reducir el estrés y la ansiedad, el reducir la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca, aliviar el dolor, el proveer energía para salir de adicciones, eleva las percepciones visuales y auditivas, mejora la memoria e inteligencia, mejora las habil­idades motoras, así mismo como las fun­ciones metabólicas y respiratorias. El Yoga ha demostrado reducir la presión arterial, lo que hace que se reduzca la opción de su terapia a través de medica­mentos que producen efectos secunda­rios.

Qigong

De acuerdo a estudios médicos hechos en China y los Estados Unidos, el qigong, que se pronuncia "chi-kung" puede reducir el estrés. Este ejercicio Chino antiguo combina la gracia de sus movimientos y la respiración rítmica, y si es practicada de forma regular puede mejorar la fuerza muscular y la flexibili­dad y reversibilidad del daño causado por enfermedades. Investigaciones han demostrado que inicia la respuesta a la relajación, llevando a una reducción de la frecuencia cardíaca, el bajar la presión arterial, la reducción del estrés y el incre­mentar la energía y la regeneración de tejidos.

Algunos suplementos

En muchas ocasiones los síntomas del estrés como ansiedad, depresión, reac­ciones alérgicas, intolerancias a produc­tos alimenticios y químicos, hiperactividad pueden ser explicados a través de un minucioso estudio de nuestra dieta ali­menticia, niveles de vitaminas, mine­rales, enzimas y otros nutrientes. Se sugiere que aquellos que padecen de estrés deben eliminar la cafeína y los aditivos alimenticios, e incorporarse al consumo de productos alimenticios frescos altos en complejos carbohidratos, moderar el consumo de proteínas y grasas. Menos de un 2 por ciento de su dieta debe consi­stir en azúcares simples, y éstas deben provenir de frutas.

El estrés además tiende a incremen­tar la mala digestión y mala absorción, y debido a esto muchos individuos pueden padecer de deficiencias vitamínicas. Por ejemplo los niveles de la vitamina B6 son rápidamente agotados durante las épocas que se padece de estrés y sus niveles deben ser recuperados. Un pro­grama nutricional debe incluir suplemen­tos multivitamínicos y minerales, par­ticularmente del complejo vitamínico B y las vitaminas A, C. y E, así mismo como calcio y elementos de minerales trazos. Esto junto con técnicas para reducir el estrés y la práctica de ejerci­cios ayuda notablemente a mejorar los síntomas del estrés.

La hipoglicemia es una condición médica que está relacionada con el estrés que puede ser controlada muy directa­mente a través de la dieta alimenticia. Estas personas son particularmente vul­nerables al estrés ya que poseen poca energía y su concentración y pensamien­tos disminuyen. Su forma de ser es más bien depresiva y cuando el estrés común en nuestras vidas aparece, no poseen los instrumentos necesarios para poder enfrentarse al estrés. Su tratamiento debe consistir en una dieta estricta y en la adi­ción de suplementos nutricionales como multivitaminas, el cromio (de 100 a 200 miligramos diarios) y la glutamina (1.000 miligramos, tres veces al día, tomándola una media hora antes de las comidas).

Se recomienda una dieta alta en proteínas y, baja en carbohidratos, y en vez de tres comidas diarias, el pacien­te debe consumir pequeñas cantidades de comidas cinco veces al día, con frecuen­tes snacks o meriendas ricas en proteí­nas. Después de los primeros cuatro me­ses, los pacientes deben ser introducidos a una dieta de mantenimiento que incluya no más de tres veces el consumo de frutas al día.

El Ejercicio físico

El ejercicio físico es comúnmente uti­lizado como quizás el más efectivo méto­do para reducir el estrés, aunque un exce­so indebido de ejercicios puede conver­tirse en un estresor. Es importante el practicar un programa de ejercicios que se ajuste a las necesidades y condiciones individuales de cada organismo. Debe consultar a su médico personal para un programa de ejercicios.

La Medicina Herbal

Uno de los métodos universales para relajarse es el beber una taza de té caliente. Muchos herbalistas subieren el masticar ciertas hierbas como relajantes ya que poseen propiedades relajantes. Se recomienda la manzanilla (Chamomile) para promover la rela­jación. El té de manzanilla es utilizado diariamente por millones de personas para combatir el estrés. Esta es uno de los mejores métodos para tratar la gastri­tis aguda o crónica y las úlceras gástri­cas, las cuales son causadas muchas veces por la inhabilidad en enfrentarse de forma efectiva ante el estrés.

Además de sus muchas propiedades antiinflamato­rias, para relajar, antiespasmódicas, la manzanilla fortalece el estómago. Otro tratamiento herbal efectivo es la passion-flower. Debe ser usada por el día si no causa mareos. Se recomienda para el que se preocupa mucho y para el que siempre tiene ocupada su mente. Se sugiere además la valeriana, la cual es utilizada en personas que padecen de un estrés producido por fuertes emociones. Se recomienda el Ginseng Americano (Panax quinquefolious) para ayudar en enfrentarse al estrés, este puede ayudar a protegernos en contra de los efectos del estrés tanto emocional como físico-mental debido a su habilidad de trabajar como adaptógeno, la cual es una sustan­cia que ayuda a nuestro cuerpo a estar preparado y ser más resistente a los estresores que podamos encontrar cada día.

Medicina Tradicional China

De Acuerdo a la Medicina Tradicional China el estrés puede ser un factor que lleve al desarrollo de enfermedades. El tratamiento del estrés por TCM incluye la acupuntura y el uso de hierbas que ayudan a balancear las energías de nues­tro cuerpo y reducir la tensión que constringe el funcionamiento de una parte particular de nuestro cuerpo. Según TCM el estrés es una respuesta nerviosa de nuestro cuerpo a irritantes internos o externos. De acuerdo a ellos, el hígado es el primero que se afecta, y el continuo estrés afecta después a los otros órganos. El tratamiento del estrés según TCM se debe basar en una combinación de la acupuntura y el consumo de hierbas como astralaeus, lieustra y el ginseng. Además se prescribe la visualización y ejercicios de respiración a través de la práctica de qigong y tai chi.

La Medicina Ayurdévica

El tratamiento del estrés se basa en cua­tro áreas que son la consciencia, fisi­ología, conducta y el ambiente. El tratamiento varía según el individuo. El estrés mental o consciente es tratado con la llamada Meditación Transcendental. La fisiología es tratada a través de cambios dietéticos incluyendo la eliminación de estimulantes, comer una variedad de pro­ductos alimenticios y la práctica de masajes diarios con aceite de sesame (sesame oil), la práctica de una rutina diaria, con horas regulares de trabajo, dormir y comer a la misma hora, en un estilo de vida organizado. El ambiente es mejorado a través de la terapia musical y de la aromaterapia.

La aromaterapia se utiliza en contra de la ansiedad, utilizándose benzoin, bergamota, manzanilla, camphor, cedar-wood, clary sage, cypress, geranium, hyssop, jazmines, juniper, lavanda, limón, melissa, neroli, rosa, sándalo, etc.

Cómo combatir el estrés

1- Además de practicar la relajación y las técnicas de reducción del estrés, debe planear diversiones de forma regular, y cultivar nuevos intereses.

2- Debe dormir y descansar lo suficiente. Debe establecer un horario regular al ir a dormir. Debe evitar el consumo de pastil­las para dormir.

3- Practicar ejercicios vigorosos, pero siempre bajo la supervisión y consejos médicos. El relajar los músculos, relaja los nervios. Puede seleccionar el tipo de ejercicio físico que más desee que sea apropiado para su edad y su condición física, pero debe hacerlo regularmente.

4- Trate de eliminar lo más posible las preocupaciones y el apuro. Estos alteran su conducta al comer, dormir, trabajar y en recrearse.

5- No le tenga miedo a los compromisos diarios. Enfréntese a la vida de forma valiente.

6- Amar mucho más a los seres queridos y a los que no lo son. Aprenda a amar a otras personas, en vez de utilizarlas y a no amar las cosas materiales.

7- Identifique sus miedos, incluso los puede escribir. Y hacer un plan para eliminarlos.

8- Ria mucho más. La risa es un buen relajante.

9- Trate de mantener la calma en situa­ciones penosas.

10- No se sienta lástima.

11- Trate de eliminar la soledad en su vida. Tome la iniciativa en comenzar nuevas amistades. Trate a las personas como si hubieran sido sus amigos anteri­ormente. Busque amigos y personas que tengan sus mismos intereses.

12- No trate de eliminar sus problemas de la vida a través del alcohol o drogas. Al utilizar estos químicos tratando de escapar de sus problemas, pronto lo lleva a la adicción y a la vez incrementa mucho más sus problemas. Esto también aplica a estimulantes como el tabaco, cafeína y el azúcar.

 

Comparte este Goo:


¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo:

Comentarios:

  1. Escrito por anonimo
    Fecha: 2010-05-19 19:30:30

    muy bien por todo lo dicho y aconsejado para el estres, pero curiosamente casi nunca se habla del centro de nuestras vidas que es Dios y si algunos llegaran hablar de El, siempre lo hacen en forma aislada y como una parte más de la terapia, yo los invito a creer mucho más en el Dios todopoderoso, en Cristo Jesus y en su Iglesia fundada por El, la Iglesia Catolica.

  2. Escrito por anonimo
    Fecha: 2010-09-22 19:33:14

    Me gustaría me hagan llegar a mi correo este tipo de información que es excelente para personas como Yo que se interesa por este importante campo. Muchas Gracias

  3. Escrito por elvis
    Fecha: 2012-04-20 16:30:27

    yo sufro de estres cronico bastante serio actual mente tomo clonozepan es un relajante muy fuerte que si no lo tomo me pongo tenso y muy nervioso hasta las manos me tiemblan siento que no tengo fuerzas ni para lebantarme de la cama me duele todo tengo gasritis todo el sistema digestivo alterado cronico hace 3 años y medio me duelen los huesos la colunna ,principio artritis ,creo q hasta prostatis el sistema inmunologico bien alterado tengo 30 años todos los doctores con los que me echo ver que son muchisimos si supieran cuantos endoscopias tras endoscopias hasta colonoscopias cantidad de biopsias y no encontrando nada grave tengo pequeñas heridas si en el estomago que las e visto voy a segir estos consejos de como curar el estres y haber como me va voy a trasarme muchas metas y haber como me va grasias por los concejos haber como me va y si me gustaria recibir mas informacion como eta ciento que que va ser de gran utilidad y tambien buscare a nuestro señor para quer me ayude grasias por los concejos nuevamente

  4. Escrito por elizabeth
    Fecha: 2012-05-22 21:41:17

    Muy interesante la informacion.Escribo para Elvis. Hola! bueno mas que comentario me gustaria preguntarte¿que factores crees que contribuyeron a que tengas estres cronico? me pareces muy joven para tener ese tipo de problemas y sin la intencion de entrometerme demasiado en tu vida; yo te sugeriria que comiences con una actividad en especifica(algo como el yoga) poco a poco hasta que esa actividad se convierta en un habito.Muchas veces nos damos cuenta de que es lo que necesitamos pero no sabemos como hacerle para cambiar nuestras circunstancias y menos mantener las nuevas actitudes ante lo que nos sucede. Me gustaria mucho saber de ti, como sigues y que has hecho o vas a hacer para mejorar y erradicar tu situacion actual. De antemano te agradezco tu respuesta.

    1. Deja tu comentario:

      Si quieres recibir un mail cuando alguien responda un comentario en este goo, marca esta casilla.