- Escúchelo cuando exprese lo que piensa y motívelo para que lo haga.

- Ayúdelo a desarrollar su proyecto de vida; respete sus sueños y opiniones, pero hágale ver los posibles problemas que va a encontrar en el camino.

- Deje que asuma las consecuencias de sus propias ideas, decisiones y actitudes; enséñele a responsabilizarse, a comunicar lo que pinesa y a interactuar con otras personas (que aprenda a pedir perdón cuando se equivoque.

-motívelo para que trace su propio plan de acción con metas a corto y largo plazo; destaque continuamente sus logros.

- préstele la atención debida.  Escúchelo y demuestrele que usted se preocupa cariñosamente y sin límites por su bienestar.

- cuándo el niño le hable, mírelo a los ojos.

- debe alabarle o rechazarle la conducta, no la personalidad.

   la alabanza o rechazo debe reflejar para el niño, una imagen realista de lo que acaba de hacer, no una imagen de su personalidad.

- anímelo a descubrir sus valores y motívelo para que se autoelogie por lo alcanzado.

- aprenda a conocer a sus hijos o alumnos y déles a conocer los valores y cualidades que vaya descubriendo en ellos.

- Resalte permanentemente sus valores.

- Cuando tenga éxito interactuando con los demás permítale que se reconozca a sí mismo.

- No espere niños perfectos, sólo ayúdelos a crecer teniendo en cuenta que deben satisfacer necesidades y sentimientos, que desarrollen su autenticidad y que vean en usted a un amigo o un guía.

- Actúe frente al niño según sus valores y sus propios parámetros de comportamiento:  muéstrese con es; usted debe ser un ejemplo digno de imitar.

-Cuándo le pida una opinión responda sinceramente, sin tratar de imponerle criterios o creencias.

- Demuéstrele que lo ama

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: