Comercio electronico

El COMERCIO ELECTRÓNICO se puede definir como: comprar y vender a través de medios electrónicos, utilizando a la red como un medio de comunicación y transacción. Las ventajas del comercio electrónico se pueden analizar por medio de dos perspectivas, que son las del vendedor y el consumidor: por su parte, el consumidor obtiene los beneficios de tener una amplia oferta de productos, mejores precios, comodidad y acceso las 24 horas del día; mientras que el vendedor obtiene los beneficios relacionados a costos de inversión y comercialización menores, un nuevo canal de ventas y mayor apertura al mercado (es decir, alcanzar clientes que no podría a través de otros medios).

A pesar de la situación económica mundial, el COMERCIO ELECTRONICO aún se encuentra en una etapa de innovación, con un potencial de crecimiento muy importante. De hecho, la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), estima que el comercio electrónico en México pueda llegar a un 90% a 100% de crecimiento en el país para 2013. Dicha expansión pronostica un futuro para el comercio electrónico en México que involucrará:

  • Mejora en logística y pagos.
  • Mayor cantidad de plataformas para comprar y vender productos y servicios, con un potencial arrasador para medios como: Smartphones, celulares, netbooks, así como la evolución de los sistemas de TV por cable.
  • Las PyMES incorporarán la tecnología a sus diferentes áreas con el fin de tener facilidad para publicarse, conseguir clientes y reducir costos.
  • La próxima Web abrirá el camino para que todos los usuarios puedan consumir a través de diversas interfaces digitales y electrónicas que facilitarán el ciclo de compra-venta. 
  • Las redes sociales, blogs y foros se convertirán en una importante fuente de consulta, haciendo que las relaciones y contactos se encuentren a un “clic” de distancia. Creando el denominado Social Shopping (recomendaciones, catálogos y guías de compra compartidos).
  • Que el comercio electrónico sea el anclaje de todo tipo de negociación en el país.

Lo que traerá consigo una mayor penetración del Internet, que involucrará una mayor cantidad de dispositivos conectados a la Red con una banda ancha de mayor velocidad y menor costo, que harán que los consumidores no sólo adquieran un producto, sino que vivan una experiencia de compra ágil y placentera, lo que revolucionará por completo al comercio electrónico.

Sin embargo, todo lo anterior representa retos y dificultades, por ejemplo:

  • Los consumidores serán cada vez más sofisticados a la expectativa de una experiencia que les permita adquirir, interactuar y opinar, por lo que todas las empresas deberán rebasar las expectativas de sus usuarios: mejorar sus sitios Web y usar herramientas propias de la Web 2.0.
  • México se coloca en el quinto lugar de e-readiness o preparación para el comercio electrónico en América Latina, siendo algunos de los principales retos la implementación de una mayor velocidad en el ancho de banda (necesaria para aplicaciones Web más rápidas) y mayores niveles de bancarización en la población.
  • De acuerdo con un estudio de América Economía, el comercio electrónico en México apenas representa el 16% del PIB (aproximadamente), muy diferente a lo que ocurre en países como España con un 34% y Estados Unidos con un 99%. Por lo que debe haber más emprendedores que aprovechen este canal y de empresas que se expandan por este medio, con el fin de incrementar este cifra.
Fuente: http://economia.terra.com.co

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: