Comer es una actividad que realizamos a diario, y la cual influye directamente en nuestro PESO. ¿Quién no quiere perder peso sin hacer dieta? En lo personal, he intentado múltiples veces hacer dieta, y pues no siempre funciona, ya sea porque me rindo o porque recupero el peso rápidamente.

Sin embargo, no es imposible reducir algunas calorías, sin la necesidad de caer en dietas muy rigurosas o dejar de comer los alimentos que nos gustan, es cuestión de cambiar ciertos hábitos.

He aquí algunos consejos que pueden ayudar a comer menos, reducir calorías y eliminar algo de peso:

  1.  Procurar no comprar almuerzo ni meriendas en la calle: Si llevamos al trabajo o al colegio los alimentos que ingeriremos durante el día, estaremos evitando caer en la tentación de comprar comida innecesariamente, ya que la comida de la calle, por lo general contiene más grasa y calorías que la que podemos preparar en casa. Además, al llevar merienda o almuerzo, estamos contabilizando los alimentos que ingerimos.

Merienda

2. Ingerir agua: Ya todos conocemos que hay que tomar aproximadamente 2 litros de agua al día para el funcionamiento apropiado de nuestro organismo. Adicional a ésto, al tomar agua periódicamente, creamos la sensación de satisfacción, y no sentiremos fatiga tan rápidamente.

3. Comer sentado en una mesa: Si nos habituamos a comer sentados solamente, evitaremos comer galletas, caramelos, picadas, etc.

4. Tomar sopa: Cuando ingerimos una sopa o caldo, sentimos satisfacción más rápido que cuando comemos alimentos sólidos, por lo cual es recomendable tomar una sopa como entrada, de esta manera comeremos con menor ansiedad. De ser posible, evitemos las cremas

5. Evitar servir muchos alimentos: Al ir a un bufé, inconscientemente, sentimos la necesidad de probar la mayoría de las variedades de alimentos que nos ofrecen. Lo mismo nos ocurre cuando comemos en casa, por lo que debemos balancear la comida, sin excedernos en la variedad de alimentos. Por ejemplo, si comemos arroz, no necesitamos agregar pan, papas o pasta.

6. Reducir el tamaño de la vajilla: Es un efecto visual, ya que usamos un plato muy grande, al verse vacío pensamos que no será suficiente, por lo que podemos utilizar platos de menor tamaño y automáticamente reduciremos las porciones. Lo mismo ocurre con las repeticiones de porción, si estamos acostumbrados a repetir, estamos reduciendo lo que ingerimos.

7. Evitar comidas compactas: Preferir ensaladas, o pastas que crean un efecto visual de mayor cantidad, en vez de comer puré, lasagna, arroz.

 

Efecto visual

8. Ocultar la comida de nuestra vista: Si los alimentos están a nuestro alcance, será muy fácil comer de más. Por lo que recomiendo mantener las galletas, jugos y otros bocadillos fuera de nuestro alcance, por ejemplo, en la parte más alta de la alacena. De esta manera, pensaremos dos veces buscarlos.

 

Alimentos guardados

9. Reducir las bebidas dulces: Ya sabemos que las bebidas gaseosas son enemigas de las dietas, sin embargo los jugos (aunque sean naturales) tienen alto contenido de azúcar, por lo que podemos limitarnos a 1 vaso de jugo natural al día.

Con el simple hecho de cambiar algunos de nuestros hábitos por los mencionados anteriormente, podremos perder algo de peso sin dejar de comer. ¡Espero les sea muy útil!

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: