No poder dormir por el calor en verano es una realidad a la que nos enfrentamos muchos que no tenemos aire acondicionado en la habitación. El INSOMNIO que ocasionan las elevadas temperaturas nocturnas puede, tras varios días así, causarnos mal humor, bajo rendimiento, falta de concentración o cansancio, incluso, dolores de cabeza.  Por eso, hay que buscar fórmulas que nos ayuden a combatirlo, y lograr descansar.

Los expertos nos dan una serie de consejos que nos pueden facilitar nuestro objetivo: dormir en verano. 

  • Cenar de manera liviana para que una digestión pesada no nos cause molestias. Por ejemplo, ensaladas, sopas frías o yogures pueden convertirse en nuestros aliados. Incluso, de postre un helado para refrescarnos. En el mercado los hay con pocas calorias.
  • Una ducha templada antes de irnos a la cama, logrará relajarnos.

Y luego, están los remedios caseros:

  • Colocar un ventilador con las aspas giradas hacia las ventanas cerradas. Así evitaremos que entre más calor al dormitorio y refrescaremos la temperatura de la habitación. Además, no  nos dará directamente el chorro de aire a nosotros y se difuminará.
  • Poner un bol con hielo cerca del ventilador lo que hará que el ambiente sea algo más fresco
  • Otro truco puede ser, aunque, algo más complicado de llevar a cabo es poner una sábada mojada cubriendo las ventanas. 

No olvides una hidratación adecuada

Es muy importante estar bien hidratado, beber pequeñas cantidades de agua muy frecuentemente a lo largo del día. Nuestro cuerpo necesita tomar líquidos para recuperar las sales minerales que perdemos cuando sudamos Agua, zumos y bedidas  pocass azucaradas son una buena opción. Si no estamos bien hidratados, podemos sufrir mareos y otras dolencias que podrían llevarnos al hospital. Tienen que tener especial cuidado ancianos y niños, que son los grupos de edad que se deshidratan con mayor rapidez.

 

Autor fotografía:Boris SV

Calor en verano.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: