Muchas personas ignoran que el tan necesario móvil, imprescindible ya en nuestras vidas, contiene un mineral que produce guerras y muertes cada día en el Congo. El coltán es un mineral que se emplea para la fabricación de diversos aparatos y en La República del Congo se encuentra más del 80% de las reservas mundiales. El valor de este mineral y de otros existentes en el país, ha financiado la lucha armada.

 

fotografia

El Congo es uno de los países más pobres del mundo por causa de una complicada política, la lucha armada y la corrupción generalizada. Poseer el codiciado coltán y otros minerales muy necesarios para las nuevas tecnoligías, en vez de llevar la riqueza al Congo, han propiciado miseria y muertes pues se han usado estas riquezas para financiar las guerras. Cuando estalló el boom de la tecnología, subió como la espuma el precio de estos minerales y de forma indirecta e involuntaria alimentó los conflictos en el Congo.

 

fotografia

Las grandes empresas tecnologícas han intentado mejorar la vida en las minas de coltán, aconsejando que no trabajen niños ni mujeres, pero los grupos armados dominan grandes zonas del país y es muy difícil controlar estos lugares de imposible acceso. En las ciudades parece como si la guerra hubiese terminado, pero entrando en las junglas, la realidad es otra. El nombre coltán es la abreviatura de columbíta y tantalíta, los dos mínerales utilizados en distintos aparatos, misiles, centrales atómicas, etc, pero la mayor parte se utiliza para los teléfonos móviles y en la elaboración de condensadores.

 

fotografia

fotografia

El coltán está considerado el culpable de la última guerra del Congo, que duró desde 1998 hasta 2003 en la que perdieron su vida 3,8 millones de personas. La guerra étnica entre hutus y tutsis se convirtió en el problema central del conflicto, donde se utilizó de forma masiva a niños soldados. La guerra destruyó la ya mermada economía después de la dura explotación colonial de Bélgica.

 

fotografia

fotografia

Un documental filmado por el director Frank Piasecki, muestra la realidad de estos minerales indispensable para los móviles. Actualmente las minas están controladas por la guerrilla y para rodar el documental pusieron en peligro sus vidas. su idea al crearlo, fue mostrar al mundo lo que se esconde detrás de este pequeño aparato, que la gente sepa que todos somos en menor o mayor medida responsables de situaciones dramáticas y de guerras fraticidas.

 Fuente: 

Mineral de ruína para el Congo.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: