colores de la salud

Los colores, favorecedores de la salud

Desde hace una cantidad de años apreciables, muchos estudiosos en diferentes especialidades del conocimiento humano se han pronunciado en la influencia beneficiosa que ejercen los colores en el organismo humano y sus funcionalidades, sobre todo en áreas especificas, cómo en la alimentación, salud, en general y hasta en el comportamiento anímico y emocional.

Tienen los colores una cantidad enorme de aplicaciones, facultades y contexto original primigenio, favorecedores para la humanidad. Desde la influencia clara y manifiesta en cuestiones de piel, color, epidermis, vista… Pero sobre todo en el enriquecimiento de los alimentos vegetales, frutas, verduras, por el contenido e intensidad de los colores, pigmentación de los mismos, sabor, dulzura, textura y apariencia. No es lo mismo consumir, por ejemplo; un mango que no ha recibido suficiente sol que otro, que ha recibido todo el sol necesario. No hay comparación entre dulzura, sabor y textura entre uno y otro.

Para ejemplarizar, lo dicho arriba. Vamos ahora a hablar del beta caroteno; este elemento se encuentra en; las hortalizas, frutas, de color rojizo, amarillo y anaranjado, de manera especial en el tomate y la zanahoria, aunque también se encuentra en una gran variedad de frutas y verduras; auyama, nísperos, melocotones, mangos, maíz, pimientos, en verduras de hojas verdes como la espinaca etc. Mientras más intenso es el color de los vegetales, más beta caroteno contienen.

Sostienen los especialistas, que la mejor forma de consumir beta caroteno es; a través de una buena alimentación, que cubra todas las necesidades del organismo, sin embargo, hacen la salvedad de que no todas las veces es posible, por el ritmo de vida agitado en que vivimos cotidianamente, especialmente en las ciudades.

color intenso

Beta caroteno como antioxidante

Entre otras cosas, la acción del beta caroteno, actuando cómo antioxidante, es que; puede retrasar la aparición de las lesiones por envejecimiento y, además, sus beneficios se extienden a otras partes del cuerpo, tales como los tejidos, cómo el ocular donde disminuye la afectación del pigmento epitelial de la retina inducido por los rayos ultravioletas.

Acotan los especialistas que las cualidades foto protectoras y antioxidantes del beta caroteno frente a los rayos solares, es lo que permite retardar el envejecimiento cutáneo del que son culpables, los radicales libres.

El beta caroteno no se puede considerar una vitamina. Pero; parece ejercer en el cuerpo una actividad independiente de su conversión en vitamina A, la cual está vigente en gran parte en la prevención del cáncer y en la protección contra las enfermedades cardíacas, los asesinos más importantes del mundo occidental.

Los estudios muestran que; quienes extraen suficientes cantidades de vitamina A, de los vegetales, en forma de carotinoides de los alimentos vegetales, están en menor riesgo de contraer cáncer del pulmón, del cuello uterino y gastrointestinal; por el contrario aquellos que obtienen la vitamina A, de los alimentos animales, no están bien protegidos.

Otro estudio, de la salud realizada por 22.000 médicos, arrojó como resultado que; entre 333 pacientes que tenían síntomas de una enfermedad cardiovascular; quienes tomaron complementos de caroteno beta, durante más de 6 años, registraron la mitad de infartos cerebrales y cardíacos, así, como paros súbitos del corazón o intervenciones quirúrgicas para destapar obstrucción de las arterias.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: