El color más optimista, según los expertos, es el color de la mala suerte, es decir, el amarillo. Esos expertos que analizan los colores no deben ser españoles. De serlo, hubieran sabido que ninguna persona se sentiría optimista vestida de color canario.

Yo intenté subir mi optimismo vistiéndome de color canario. Fue imposible. Tuve que regresar a mi casa a cambiarme el vestido amarillo por un vestido blanco, mi color optimista. El blanco siempre fue un color que me dio vibraciones positivas. Además, es el color que combina con el resto de las tonalidades.

El color más optimista es un color gafe para los artistas. Todos los actores y cantantes lo evitan. Por algo será. Estoy segura de que muchos divos y divas intentaron contagiarse de optimismo vistiéndose de color amarillo y desistieron en el intento. Las creencias son muy importantes en los resultados que obtienes.

Os recomiendo pasar de los expertos y encontrar vuestro color optimista. El color más optimista es aquel que a ti te hace sentir optimista y que no tiene que ser el color que le levante la moral a tus vecinos o a esos expertos que tanto dicen saber de colores.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: