Enfermedades del corazón

La relación entre el colesterol HDL (bueno) y las enfermedades cardíacas, ha sido puesto en duda por un estudio de gran tamaño realizado entre más de 632.000 canadienses.

El estudio dirigido por el Dr. Dennis Ko, en el Instituto de Ciencias Clínicas Evaluativas en Toronto, ha observado que las personas con los niveles más bajos de HDL tenían unas tasas de mortalidad más altas por enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular a lo largo de 5 años. Pero también tenían unas tasas de mortalidad más altas por cáncer y otras causas. Además, no se pudo demostrar de que niveles muy altos de HDL (por encima de 90 mg/dL) fueran la situación más deseable. Además los tratamientos que aumentan el HDL, como la niacina o ciertos medicamentos, no provocan ningún cambio en el riesgo de esas personas de sufrir problemas cardíacos.

Existen dos situaciones más extremas:

1.- Aquellas personas cuyos niveles de HDL están por debajo de 40 mg/dL.

Esta situación sí que está asociada a un mayor riesgo más alto de enfermedad cardíaca, ya que esos niveles son un indicador de malos hábitos de vida en la alimentación, sedentarismo, tabaco, etc... o asociarse a enfermedades como la diabetes y la hipertensión arterial..

2.- Personas con niveles de HDL superiores a 90 mg/dL.

Este grupo de personas se enfrentan a unos riesgos más altos de fallecer por causas no cardiovasculares (cancer, ictus y otras).

La conclusión fundamental de este estudio es que los niveles de HDL deben ser consecuencia de un adecuado estilo de vida (alimentación, actividad física aeróbica y supresión de malos hábitos como el tabaco), debiendo renunciar al aumento de este colesterol de forma artificial con medicamentos, salvo cuando los niveles sean excesivamente bajos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: