No sé que impresión habrán recibido ustedes cuando entran en las oficinas de grandes bancos españoles como son BBVA o Santander. La mía es pésima. Cada vez que debo hacer alguna gestión en ellas ya preveo que perderé en una cola, con alguna suerte, un mínimo de diez minutos, pero en general bastante más.

Estos bancos han seguido la política de reducir al máximo su personal, de modo que sus trabajadores hacen sus tareas bajo una presión considerable, insuficientes como son para atender una carga de trabajo excesiva. En estas circunstancias, el ambiente en una oficina bancaria no es muy relajado que digamos: trabajadores atenazados por la ansiedad y clientes cabreados por la espera.

No estaría de más estudiar detenidamente el tiempo que los clientes de estas entidades perdemos debido a su mala atención al público. ¿No son estos bancos los que hacen sesudos estudios sobre la baja productividad española? Pues bien; puedo asegurarles que ellos hacen una notable contribución en este aspecto obligando a millones de personas a perder el tiempo de la forma más lamentable en sus oficinas.

Eso sí, Santander y BBVA han presumido de estar entre los bancos más seneados del mundo, incluso en plena crisis financiera. Ojalá, al menos, eso fuera cierto.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: