pasado

NUESTRO COFRE DEL PASADO

Indudablemente que somos en gran parte el producto final de lo que hemos aprendido luego del nacimiento. Gran parte de nuestra vida hemos cargado sobre la espalda un enorme equipaje emocional y mental que han influido de manera marcada la mayoría de las acciones, decisiones, comportamiento y actitudes que hemos asumido en nuestras vidas.

De hecho, si queremos transitar en el camino de la vida, en algún episodio necesitamos examinar el contenido de ese alijo, para dejar de lado todo lo que nos hace daño y solo atesorar aquello que nos ha sido positivo.

Sin embargo, no son pocas las personas que piensan que con solo poner distancia, entre ellos y el lugar o las personas que los influenciaron, no de la mejor forma, pueden soltarse de su influencia indeseable, pero ciertamente es que donde quiera que nos dirijamos el contenido del equipaje irá siempre con nosotros, actuando de manera automática en nuestro ser, expresándose a través de las reacciones cada vez que nos dejamos llevar por lo aprendido, para responder inconscientemente, sin responsabilidad de lo que decimos, elegimos o hacemos a cada instante.

olvido

Cada vez que nos pronunciamos diciendo “así soy yo”, estamos negándonos la posibilidad de reconocer y trascender nuestras indudables limitaciones y, al mismo tiempo, cerramos la puerta de la comunicación y su posible solución a cualquier incomodidad que tengamos con alguna persona de nuestra estima.

¡Por supuesto! Que necesitamos osar a rebuscar en ese contenido interno, sin dudar por un momento de que tenemos los instrumentos necesarios para enfrentar y aceptar con resolución y confianza lo que encontremos, sin que nos afecte de forma negativa por esto. La disposición a reconocer, aceptar, perdonar, olvidar y retomar la vida con una actitud positiva, serena es infaltable para darle un cabio a nuestra vida.

De hecho; no podemos andar por la vida esperando que nuestras experiencias sean más gratificantes y satisfactorias, sin hacer algunos cambios en nuestras creencias, comportamientos, elecciones y hábitos. Si nuestro deseo es alcanzar una vida mejor, tenemos la obligación de ser mejores personas en varios sentidos…

Códigos para examinar nuestro equipaje

Deseo verdadero de darle solución a nuestros conflictos internos. Aun cuando la motivación no sea personal, de seguro en alguna ocasión te faltará, dejarás el trabajo y justificarás tu deseo de no continuar. Siempre, las excusas que nos inventamos para detener el proceso, es común que reflejen nuestros temores, e inseguridades.

Estar atentos: Examinarse a sí mismo, sin juzgarse o justificar de alguna manera lo que haces, te permitirá saber cuáles son los elementos de tu vida cotidiana que activan ciertas actitudes y comportamientos en ti, para enfrentarlos y manejarlos.

La disposición a perdonar: De verdad, no hay mejor forma de enfrentar el proceso, sino aceptando lo que no es susceptible a cambio, con valor, asumiendo la responsabilidad plena y estar dispuestos a perdonar y a perdonarnos para alcanzar otra oportunidad.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: