Coaching, un vocablo que está de moda

COACHING es un vocablo inglés que está de moda en la actualidad. Empezó a utilizarse en el ámbito del deporte. En efecto, en inglés se denomina coach al entrenador de un deportista o de un equipo.

La palabra coaching comenzó a ponerse de moda en la década de los 70, cuando Timothy Gallwey, capitán del equipo de tenis de la Universidad de Harvard, comenzó a escribir sobre este tema. Gallwey insistió en la idea de que nuestro mayor enemigo no es el contrario al que nos enfrentamos, sino nosotros mismos. Esta idea, se convertiría en el mantra del coaching.

El coaching se ha extendido por todo el mundo. Hay coach para todo: para los padres, para los hijos, para encontrar pareja, para hacer las compras, para mejorar la imagen… ¿Por qué ha tenido tanto éxito un fenómeno como éste? Porque ha venido a llenar un vacío. Antes, la labor de consejero la desempeñaban la Iglesia, los sindicatos, los partidos políticos o alguien de la familia con cierta autoridad. Y la gente les escuchaba. Pero eso pasó a la historia.

“Sé tú mismo”, “tú decides” y otras frases por el estilo son algunos de los lemas que más se escuchan en nuestra sociedad. Dicho de otro modo, se le da al individuo la libertad de decidir, pero, al mismo tiempo, se le deja solo. Por eso, dicen los expertos, se ha extendido tanto la moda del coaching.

El coaching ha venido para quedarse. ¿Para mucho tiempo? No se sabe a ciencia cierta. Lo que está claro es que un coach, por muy bueno que sea, él solo no nos solucionará la vida; no podemos endosarle ninguna responsabilidad. Creer en Dios tampoco era suficiente; además de la fe, había que poner algo de nuestra parte.

MODA pasajera o no, el coaching, tanto el vocablo como lo que significa, está ahí y lo tenemos que aceptar.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: