Entre los remedios caseros y naturales para combatir los males que aquejan el cuerpo como dolores, comezón, hinchazón y otros, hay un remedio fácil y casero para desaparecer el dolor de muelas que consiste en la utilización de clavos de cocina.

El procedimiento es sencillo, sólo basta ponerse la cabecita del clavo en la muela y este ayudará a desvanecer el dolor.

Encima se puede poner un algodón porque el sabor del clavo es muy intenso. No está de más decir que luego de esto es recomendable asistir al dentista pues puede tratarse de una muela picada que ya está haciendo estragos en el nervio.

Este remedio sólo es para calmar el dolor cuando no se está a la mano la visita del dentista, para calmar el dolor y luego ir a una consulta médica.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: