El Clásico del Fútbol Uruguayo terminó empatado y sin goles, la tarde del domingo en un Estadio Centenario muy colorido del lado de Peñarol, y que dejó un sabor amargo para los de Nacional.AP PHOTO

El Aurinegro, Campeón del Clausura, fue local, con 12 victorias al hilo, puntaje perfecto, 35 goles convertidos y las ganas de seguir tomando distancia de su tradicional rival en la tabla anual. Su hinchada hizo pesar los dos días de ventaja en la venta de entradas llenando su parte del estadio de mucho color, mientras que del lado Tricolor el objetivo era cortar el invicto de los dirigidos por Diego Aguirre y elevar a seis, el número de Clásicos sin derrota.

La fiesta fue en las tribunas con los 60 mil espectadores. Muy poco en la cancha. El local intentó jugar pero el rival logró neutralizarlo, a la vez que se defendía, como lo hizo en el último partido de Copa Libertadores jugado en Ecuador.

Nacional pegó primero en el intento de marcar, cuando por intermedio de Ángel Morales sorprendió por izquierda a Peñarol y provocó una muy buena intervención del arquero Sebastián Sosa.

Peñarol intentó equiparar oportunidades por las bandas, con Gastón Ramírez por la izquierda y Jonathan Urretavizcaya por la derecha, pero fueron neutralizados y eso dio origen a la otra chance del Tricolor, por intermedio de Sergio Blanco, tras un gran pase de Mauricio Calzada. La pelota fue conducida a espaldas de Alejandro González, quien fue muy exigido esa tarde junto a Guillermo Rodríguez, pero el tiro del Chapita fue contenido, una vez más, por Sosa.

Un tiro más de Raúl Ferro y murió el ataque de los dirigidos por Eduardo Acevedo. Los minutos restantes del primer tiempo solo vieron chances Aurinegras: el primero, con un derechazo de Urretavizcaya que fue directo al palo izquierdo y después, varias jugadas de la sociedad Pacheco-Martinuccio por derecha, que sorprendieron a Nacional, e hicieron trabajar duro a Sebastián Coates y al arquero Rodrigo Muñoz, quien debió ser amonestado en un mano a mano con el argentino fuera del área.

El segundo tiempo fue para el olvido, las defensas, fundamentales de ambos lados y para los de Aguirre sumó la quinta amarilla Egídio Arévalo Ríos, quien no podrá jugar la próxima fecha en Jardines ante Danubio.

Un punto que ganado por Peñarol, que mantiene su invicto en el Torneo Clausura y sigue primero, solo y lejos en la anual. Dos puntos perdidos para Nacional, que se enredó en su propio juego, no supo aprovechar la movilidad de Matute Morales, y logra continuar su invicto Clásico de seis partidos, aunque eso no le será de ayuda para ganar las finales por la Copa Uruguaya.

Artículos Deportivos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: