La ciudad del horizonte de Antón Gill, es la historia de un sueño perdido, y con el sueño la vida de HUY, un escriba que creyó en este sueño.

Las opresivas tinieblas de la superstición y el miedo, con la que los sacerdotes de Amón tiranizaban Egipto, han regresado a las tierras del Nilo ahora que la luz del dios sol Aton ha muerto con el reformista faraón Akenaton.

Hubo en el antiguo Egipto un faraón visionario que será recordado por la posteridad como el creador de un gran sueño: La Ciudad del Horizonte consagrada el culto del sol. Este extraordinario faraón se llamo Akenaton. A pesar de su espíritu reformista, a su muerte, acaecida en el año 1362 antes de Cristo, dejo un país al borde de la ruina, y una capital. Amarna, que no tardaría en convertirse en escombros.

Dicha ciudad fue testigo de cambios radicales en Egipto. Mientras los dignatarios afectos a Akenaton eran defenestrados, los sacerdotes de Amón tejían oscuras tramas para recobrar el poder que el faraón apostata les había arrebatado y Horemheb, el general en jefe, sujetaba con manos firme las riendas del gobierno para poder hacerse con el trono.

Y allí estaba Huy, el escriba, asistiendo con tristeza al desmantelamiento de la Ciudad del Horizonte tras haber perdido su trabajo con amenazas de muerte.

Sus vagabundeos le llevaran al puerto fluvial, donde el azar, o bien el designio de los dioses, hará que Huy se encuentre con su viejo amigo Amottyu, que es ahora un prospero naviero. Mientras navegan rió arriba, este referirá a Huy los ataques de que esta siendo objeto por parte de Rejmire, un ambicioso sacerdote, y le pedirá que descubra el modo de anular a su rival político.

Una vez en Tebas, Huy se vera envuelto en una compleja intriga de engaños, sexo, piratería, secuestros y asesinatos en la que parece incluso tomen parte las divinidades infernales. El escriba Huy será el encargado de descubrir las reglas de este juego siniestro de poder.



Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: