vida sana

 

CIRCULACIÓN SANGUINEA OPTIMA, GARANTÍA DE BUENA SALUD

Todo ser humano está dotado de un sistema circulatorio que es necesario para asegurar el oxigeno y, que los materiales que absorba lleguen a todos los confines del organismo, sirviendo de vehículo además para expulsar los materiales de desecho producidos por el mismo al exterior, inclusive en la ameba unicelular, hay un movimiento circulatorio continuo en su citoplasma gelatinoso.

En él se encuentran vacuolas llenas de líquido que hacen el transporte de partículas alimenticias y otras que transportan productos de desecho que circulan por el interior de las células. Los gases disueltos son transportados por citoplasmas a medida que se mueven. La Dra. María Luisa Castillo, flebóloga, acota al respecto que; cada célula del organismo necesita oxigeno y alimentos para vivir. Por supuesto es evidente que pocas células podrían sobrevivir a partir del material que penetra por el cuerpo y/o a través de la piel.

Indudablemente que los materiales de desecho no pueden eliminarse difundiéndose en dirección contraria El organismo tiene un complejo problema de transporte y, para resolverlo, la naturaleza ha creado un sistema basado en la circulación y el bombeo, a través del organismo, de un fluido versátil que es; la sangre. Un deficiente fluido de sangre a cualquier parte del cuerpo, denota una mala circulación sanguínea. La circulación arterial se refiere al envío de flujo de sangre desde el corazón hacia el organismo, siendo que la circulación venosa es el retorno de sangre hacia el corazón.

Los ítems que propician una mala circulación sanguínea son entre otros:

Colesterol, Embarazo, Obesidad, Diabetes, Presión arterial elevada, Ser fumador, Enfermedades del corazón, Vida sedentaria

Cuidado con estos síntomas

Calambres, Manos y pies fríos, Dolor de piernas al realizar caminatas, Pesadez, Exceso de sudoración, Nauseas, Sensación de ahogo, Letargo, Somnolencia y mareos

Por descarte una alimentación sana es primordial, existe una variedad de alimentos para el consumo que ayudarán a mantener una buena circulación, como: Yogurt natural, frutas varias, granola, queso ricota, pan integral, leche de soya. Disminuir la ingesta de sal porque propicia la retención de liquido por el organismo y empeora los trastornos circulatorios, hacer ejercicios o caminar por lo menos una hora diaria es recomendable.

Enfermedades comunes a una mala circulación:

Pesadez o hinchazón de las piernas, Várices, Celulitis, Hemorroides, Arterosclerosis

Recomendaciones:

Controle el estrés, Acuéstese sobre el lado izquierdo al dormir, Si fumador, dejar el cigarrillo, Haga ejercicios y camine, Eleve las piernas en las noches y trate de dormir así, Evite el calor, Disminuya el consumo de sales y sodios, Use ropa cómoda y no apretada, Consuma medicamentos antioxidantes, Coma sano y balanceado, Consuma fibras, No abuse del alcohol, Evite el calor

Es bueno aclarar que los problemas circulatorios se presentan por igual en hombres y mujeres, con edades comprendidas entre 30 y 65 años generalmente. Lamentablemente en los últimos años debido a los descontroles alimenticios algunos niños han presentado patologías circulatorias, en descargo de esto hay que acotar que en ellos es más fácil de controlar por el hecho de la capacidad de hacer ejercicio que se presenta en los primeros años de vida.



mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: